economia

La diferencia entre bonistas y Gobierno equivale a 4.234 hospitales modulares, según un informe

Por Agencia Télam

09-06-2020 01:00

La diferencia actual que hay entre la oferta mejorada que presentó el Gobierno y la que pretenden los bonistas equivale a los recursos necesarios para la construcción de 4.234 hospitales modulares de emergencia, como los levantados para afrontar la pandemia de coronavirus, indicó un análisis de la Universidad Nacional de Avellaneda (Undav).

Otra alternativa que permitiría esta diferencia en favor de la Argentina sería financiar por seis meses más el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) a las nueve millones de personas que lo están cobrando.

De esta manera, el Observatorio de Políticas Públicas de la Undav graficó la diferencia entre el Gobierno y los bonistas, que muchos analistas reducen a centavos por cada unidad de dólar en discusión.

La Undav remarcó que "la diferencia actual radicaría en siete centavos por cada dólar de deuda a reestructurar", y agregó que "en términos numéricos, es aproximadamente de entre US$ 4.500 y US$ 8.000 millones".

"Para tener una noción de lo que representa, podemos comparar en términos de algunos gastos relevantes de la actualidad", indicó el reporte.

Señaló que "por ejemplo, con la diferencia actual se podrían construir entre 4.234 y 2.382 hospitales modulares de emergencia, los recientemente inaugurados que se construyeron durante la emergencia sanitaria actual por la pandemia de la Covid-19".

También destacó que "se podrían destinar al pago de entre 32 y 18 millones de jubilaciones mínimas actuales, incluido el aumento del 6,3% de este mes, entre 167 y 94 millones de asignaciones universales por hijo (AUH) y entre 55 y casi 31 millones de ingresos familiares de emergencia (IFE)".

"Las últimas informaciones filtradas de la negociación hablan de una rebaja propuesta por el Gobierno de la siguiente manera: quita de capital para algunos bonos de entre 12% al 7%, lo que implicaría una oferta de entre 47 y 48 centavos por cada dólar negociable, la reducción de un año del plazo de gracia, adelantamiento del cronograma de pagos de varios bonos e inclusión de un bono que paga cupón a partir de 2022", precisó el informe.

Comparó que "del lado de los bonistas también se habla de reducción de sus pretensiones", y puntualizó que "pasaron de una oferta de unos 65 a 70 centavos a unos 54 centavos por cada dólar negociable". (Télam)