economia

La Argentina reclama jurisdicción de juicio YPF y podría pedir un proceso de discovery

Por Agencia Télam

03-07-2019 08:30

La Argentina reiteró que la justicia de Estados Unidos carece de jurisdicción para entender en la demanda del fondo de inversión Burford contra el país y la petrolera YPF, y anticipó que de no continuar la causa en tribunales nacionales reclamará un proceso de "discovery" que permita abrir la investigación a todo el camino financiero previo de la compañía.

Así lo destacaron fuentes oficiales tras la presentación realizada hoy por los representantes legales de la Argentina ante la jueza de primera instancia del Distrito Sur de Nueva York, Loretta Preska, en un escrito que las partes debieron presentar antes de la audiencia convocada para la mañana del próximo jueves 11.

El documento permitió ampliar los argumentos ya esbozados hace diez días luego de que la Corte Suprema de Estados Unidos rechazó tratar el caso y en consecuencia ratificó su continuidad en la justicia de aquel país.

En esta oportunidad, la estrategia argentina volvió a plantear que el tribunal de Preska "carece de jurisdicción" debido a que las demandas de Petersen Energía Inversora y Petersen Energía "se basan en el estatuto de YPF, una sociedad argentina regida por la ley argentina".

No obstante, de ratificar la jueza que el caso iniciado en 2015 a raíz de la nacionalización del 51% de YPF por la cual Petersen se siente damnificada, la Argentina anticipó la posibilidad de requerir el proceso de "discovery", un recurso contemplado por la justicia de aquel país que de concretarse abriría el caso a otras instancias de investigación.

Las fuentes gubernamentales consultadas explicaron que el recurso de "discovery" permitiría la posibilidad de pedir información y documentación de todas las partes involucradas.

Se lograría así investigar toda la ruta previa al hecho que fue motivo de la demanda, es decir hasta la nacionalización dispuesta por el Congreso argentino en 2013 al expropiar 51% de las acciones de la española Repsol.

La estrategia pretende que se aclaren las condiciones que atravesó la compañía durante la gestión privada y el camino financiero durante las presidencias de Néstor y Cristina Kirchner, incluyendo la llegada del demandante grupo Petersen.

El gobierno tiene la certeza de que existió un entramado de ilegalidad en la adquisición de parte de las acciones de la familia Esquenazi, que constituyó las empresas Petersen Energía y Petersen Inversora para hacerse de 25% de YPF junto al aporte de entidades bancarias y de la misma Repsol.

En el escrito, la Argentina también planteó que se produjeron "significativas modificaciones circunstanciales no consideradas previamente por el Tribunal que aconsejan enfáticamente el rechazo" de la continuidad del proceso en Estados Unidos "de conformidad con la doctrina del forum non conveniens".

La Argentina "identificó varios testigos clave que se encuentran en prisión, procesados o imposibilitados de viajar fuera del país sin una orden judicial" se resaltó al anticipar que la contestación "expondrá varias defensas de conformidad con la ley argentina que requieren testigos y producción de pruebas ubicadas en Argentina".

Como tercer argumento, se insistió que "Petersen ya no era un accionista de YPF cuando los actos de Argentina (la expropiación) que dan lugar a la demanda en realidad se produjeron en 2014", y se precisó que el demandante "en 2012 había incumplido obligaciones y sus acreedores habían ejecutado sus acciones de YPF para convertirse en los nuevos tenedores". (Télam)