economia

La ANAC define como algo novedoso y nueva experiencia al intercambio de matrículas de aviones

Por Agencia Télam

23-07-2019 01:15

El titular de la Administración Nacional de Aviación Civil, Tomás Insausti, sostuvo hoy que la propuesta de la aerolínea LATAM, para realizar vuelos internacionales en aviones de matrícula chilena con tripulación argentina, es "algo novedoso y una nueva experiencia para Argentina, por lo que estamos tan preocupados por hacerla bien y de la mejor manera".

"Esos vuelos se hacen bajo la operación de LATAM Argentina y con la misma tripulación argentina, tanto de cabina como pilotos, como si el avión estuviese matriculado en Argentina. Ése fue el pedido de LATAM y a primera vista tiene una serie de fundamentos que parecen razonables, por lo que merece la evaluación profunda del pedido y estamos en ese proceso", declaró a Télam.

Explico que LATAM "lo pide porque al concentrar el arrendamiento de aviones en un solo país hace que los alquile la casa matriz y luego los distribuye en las operaciones de LATAM en distintos países, por lo que LATAM Argentina afecta un grupo de aviones de matrícula extranjera a su CESA (Certificado de Explotador de Servicios Aéreos) y los intercambia entre las LATAM de Latinoamérica".

La exigencia del cambio de aeronave responde a una normativa que entrará en vigencia en Estados Unidos desde el 1 de enero de 2020, cuando ya no podrán entrar a su espacio aéreo aquellos los aviones que carezcan de sistemas de navegación satelital.

El avión actual que vuela a Latam a Miami, por su antigüedad no cuenta con ese dispositivo y es por eso que la compañía solicita aplicar el mecanismo denominado "Interexchange" por el cual, trae desde su casa matríz en Chile, una nueva aeronave del tipo Boeing 767 mucho más confortables y con ese instrumental de navegación exigido por los Estados Unidos.

"El objetivo es tratar de tener la menor cantidad de tiempo sus aviones en tierra y a partir de ahí van reemplazando y cubriendo vacíos de operaciones y para nosotros tiene la figura de un arrendamiento sin tripulación por lo que lo importante es que, cada vez que esos aviones van y vienen, lo hacen con tripulación íntegramente argentina", detalló.

Advirtió que "es una medida que le conviene a LATAM y es interesante, no está prohibida" y puntualizó que "una aprobación específica para esta operación, no sería general", aunque admitió que "en caso de que otra empresa presente un pedido de similares características, también será analizado".

Insausti indicó que "la medida abarca a vuelos internacionales", pero no descartó que "en algún momento se pueda extender a vuelos regionales e incluso, de cabotaje".

Pero advirtió que esto "está sujeto al análisis particular de cada pedido, ya que las compañías deben responder a ciertas condiciones y requisitos".

Reconoció además que "en general" los gremios se oponen a la medida, aunque dejó fuera de esta oposición a los pilotos y tripulantes de LATAM, porque "ellos tienen una posición muy firme, muy concreta y muy clara de esta operación. La entienden, se sienten tranquilos y la apoyan, están sólidamente a favor de esta operación".

El responsable del ente regulador de la aviación civil apuntó que los sindicatos aeronáuticos "manifiestan algunas preocupaciones, pero para enfrentar esas preocupaciones, hemos hecho un convenio con la autoridad chilena de seguridad operacional para hacer una fiscalización conjunta, con lo cual esos vuelos van a estar más fiscalizados y seguros que si lo hiciese una sola autoridad".

"El piloto argentino, como el avión es de matrícula chilena, es revalidado por la autoridad chilena y tanto estos, como los tripulantes y los mecánicos, van a tener incluso más trabajo que ahora porque si LATAM no vuela bajo este esquema, va a ser muy difícil que siga volando a los Estados Unidos", apuntó Insausti.

(Télam)