economia

La agenda verde será la gran barrera comercial para la industria, aseguró el presidente del INTI

Por Agencia Télam

11-10-2020 03:15

El presidente del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), Rubén Geneyro, aseguró que la industria argentina debe pensar su futuro en función de la agenda verde y sustentable que se impone en el mundo, al entender que será la gran barrera comercial de los próximos años.

Geneyro explicó en diálogo con Télam que el Instituto, a pesar de las urgencias de la pandemia, comenzó a recuperar su rol de interlocutor con el heterogéneo entramado pyme para aportar su mirada tecnológica a partir de la cual encarar la reindustrialización, el mayor agregado de valor y la visión exportadora.

Los siguientes son los principales tramos de la entrevista con Télam:


Télam- ¿Cómo está reordenando el INTI sus prioridades tras el trabajo realizado en las demandas de la pandemia?

Rubén Geneyro- La pandemia nos cambió la agenda y nos obligó a priorizar cómo aportar al sistema nacional de salud y las necesidades del país. Hubo un tema central que eran los respiradores para enfrentar la pandemia. Y el Covid nos puso un paréntesis en algunas cuestiones pero nunca dejamos de ver el proceso de reactivación productiva y algunos ejes estratégicos sectoriales y regionales en los cuales nos enfocamos rápidamente.

Qué sectores apuntalar vinculados a la economía circular, el desarrollo sustentable, que la industria empiece a pensarse como industria verde con una agenda clave para pensar a futuro los mercados de países desarrollados.


T- ¿Y con capacidad de reacción encontraron al Instituto?

RG- El instituto sufrió cuatro años en muchos sentidos, y uno fue el de los recursos humanos con la pérdida de 600 puestos de trabajo. Necesitábamos recuperar capacidades y en un proceso silencioso pudimos reincorporar 160 trabajadores. Después en lo presupuestario, nos encontramos en diciembre con el 50% del presupuesto de 2015 en términos reales, eso para un un instituto de desarrollo tecnológico es realmente muy duro porque requiere tener recursos humanos bien capacitados y equipamiento. El INTI había perdido parte de esas capacidades por falta de inversión y mantenimiento. Pero con una política de Estado a favor del sistema científico tecnológico recuperamos el 53% nominal del presupuesto, un salto muy importante para valorar la carrera laboral, hacer mantenimiento de algún equipamiento y traer nuevos.


T- ¿ Cómo impacta la visión industrialista del Gobierno en la agenda del instituto y que podrá aportar el INTI a ese proceso?

RG- Hay una clara concepción a favor de la industria nacional, de recuperar un proceso de reindustrialización del país en la que el INTI tiene mucho para aportar. El impacto federal de las políticas estratégicas de gestión encuentra un instituto con presencia en todas las provincias, con 46 centros tecnológicos y mas de 2.000 profesionales y técnicos para estar muy compenetrados con las agendas locales.

Los grandes desafíos serán estar a la altura de las circunstancias de los procesos tecnológicos y discutir qué temas de agenda se viene para los próximos 30 años. Y ahí la industria tiene un gran salto hacia la agenda verde, y en esas líneas el INTI tiene mucho desarrollado y para aportar a la visión estratégica.


T- ¿Cómo se define ese futuro de agenda verde?

RG- La mirada es de una industria verde y en eso tenemos que pensar en una producción sustentable porque es el gran barrera de los próximos años. Ya se mencionan en Europa algunas barreras especificas para no recibir lo que no está en consonancia con esa agenda que están desarrollando. Y en eso tenemos que pensar en energías renovables, movilidad sustentable, eficiencia energética, el tratamiento y achicar residuos como parte del proceso de la economía circular, y una clara mirada a enfrentar con estrategias sectoriales.

La industria tiene que poner en su agenda la producción sustentable, en el marco de productos que sigan todas esas agendas cruzadas.


T- ¿Cómo se apuntala a las pymes en esa reconversión tecnológica?

RG- Hay un apoyo del Estado al sector pyme como actor clave, por lo que impacta en términos de empleo y de producción, y por ser el 97% de nuestras empresas. Y hay una heterogeneidad propia de tener tanta diversidad de sectores industriales, a la que se sumaron cuatro años muy duros para el sector y luego por la pandemia.

Pero hay un cambio de situación en que cuentan nuevamente con un montón de programas de políticas públicas para el financiamiento, asistencia técnica, mejora de la competitividad y en eso aportamos nuestra mirada en cuanto a desarrollo tecnológico, innovaciones, mejora de procesos, y aportamos a la agenda de cada secretaría del Ministerio de Desarrollo Productivo al que pertenecemos y a todos los organismos con nuestra visión tecnológica. Las pymes tienen un proceso muy complejo, pero el INTI es un interlocutor para esa etapa de reindustrialización, con mayor valor agregado, y visión exportadora.


T- Esta línea de trabajo tan ambiciosa requiere de financiamiento....

RG- A todos los organismos del sistema científico tecnológico nos ocupa contar con un mapa nacional de toda la oferta tecnológica que tiene el país y ser muy eficientes en la asignación de recursos, que casi siempre son escasos. Tenemos que tener detectado el mapa de la oferta actual y cómo complementamos con los espacios de vacancia para temas estratégicos.

En una lógica de complementación firmamos convenios con muchas universidades, organismos públicos y privados, y desde el INTI hacemos nuestro propio mapa de qué capacidades vamos a necesitar para brindarle a la industria transferencia tecnológica acorde a los nuevos desafíos, Y ahí seguramente debamos recurrir a algún financiamiento internacional para mayor equipamiento y y la formación de recursos humanos. (Télam)