economia

La AFIP instrumenta la extensión del plazo para adherir a la moratoria

Por Agencia Télam

06-11-2020 10:45

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) instrumentó la extensión del plazo de adhesión a la Moratoria 2020 prevista en el Decreto 833/2020.

Lo hizo a través de la Resolución General 4850/2020 publicada hoy en el Boletín Oficial.

El organismo que encabeza Mercedes Marcó del Pont adecuó la normativa para implementar la prórroga hasta el 30 de noviembre próximo.

La extensión del plazo de adhesión dispuesta por el Poder Ejecutivo, tuvo como objetivo garantizar que los contribuyentes puedan realizar los diversos trámites y gestiones que posibiliten su acogimiento al régimen de regularización de deudas.

De esa forma, la normativa facilita la adhesión de los contribuyentes pymes al plan.

Además de adecuar los plazos de adhesión, la normativa establece que los contribuyentes que cuentan con un Certificado Mipyme en carácter de condicional tendrán hasta el 30 de noviembre para poder finalizar el trámite y obtener la documentación definitiva.

La AFIP puntualizó que contar con dicho documento es condición necesaria para acceder a las mejores condiciones en materia de plazos de repago previstos para los contribuyentes pymes.

La normativa dispone que, si al 30 de noviembre los contribuyentes no pudieron obtener su Certificado Mipyme, su plan caducará.

No obstante, los contribuyentes contarán con 15 días hábiles administrativos para realizar las gestiones correspondientes a través del servicio Mis Facilidades.

En dicho caso se trasladará el pago de la primera cuota al 16 de enero de 2021.

La Moratoria 2020 forma parte de los distintos instrumentos diseñados por el Gobierno para ofrecer alivio a las familias, comercios, profesionales, pymes, grandes empresas, monotributistas y entidades sin fines de lucro.

La AFIP destacó que “la irrupción de la pandemia de Covid-19 se sumó a las dificultades económicas que arrastraba la economía y alteraron la situación de todo el entramado productivo”.

En ese escenario, el Congreso aprobó la ley que amplió el alcance de la moratoria establecida a fines de 2019 por la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva para incluir aquellos contribuyentes -personas humanas y personas jurídicas- que originalmente no habían sido contemplados.

Mediante la ley de ampliación de la moratoria, el Gobierno buscó amortiguar el daño, sostener los puestos de trabajo y encarar el proceso de recuperación después de la crisis a la que condujo el gobierno anterior y que profundizó la pandemia.

La ampliación de la moratoria extendió el universo de contribuyentes beneficiados, y también contempló la posibilidad de regularizar deudas con la AFIP generadas durante la pandemia de Covid-19.

Para eso, permite la inclusión de obligaciones impositivas, previsionales y aduaneras vencidas hasta el 31 de julio. (Télam)