economia

Inquilinos de hoteles residenciales y pensiones ya pueden acceder a su factura de gas

Por Agencia Télam

18-06-2020 07:30

El Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas) dispuso nuevas medidas para que los inquilinos de hoteles familiares, hoteles residenciales y casas de pensión que posean el servicio de gas por red puedan solicitar a las empresas prestadoras la información sobre el consumo del inmueble que habitan.

Mediante la Resolución 125/2020, el Enargas estableció que los arrendatarios con domicilio permanente, podrán solicitar a las empresas de distribución de gas por redes, la información que surge de la liquidación del consumo del titular del servicio del inmueble donde habitan.

Para el acceso a la información, el arrendatario podrá presentar a la prestadora del servicio un certificado de domicilio o cualquier instrumento con valor probatorio suficiente, en donde se acredite que vive con carácter permanente en el lugar del cual requiere los datos de la liquidación del servicio.

Esta decisión de transparencia de la información se tomó en el marco de las comisiones de trabajo creadas por el Enargas para dar respuesta a las necesidades y problemáticas de los diferentes sectores que son beneficiarios del servicio de gas por redes.

Con este objetivo, "la Comisión de Usuarios Inquilinos, de cuyo trabajo se desprende la presente Resolución, amparada por el Artículo 42 de la Constitución Nacional y la Ley N° 24.076 que establece como objetivo prioritario la adecuada protección de los derechos de los usuarios del servicio", destacó el organismo.

El interventor del Enargas, Federico Bernal, expresó que “esta resolución es el primer gran resultado del trabajo de la Comisión de Usuarios Inquilinos, ejerciendo así y con todas las letras la protección de los derechos de los usuarios en el ámbito de su competencia”.

Gervasio Muñoz, presidente de la Federación de Inquilinos Nacional, manifestó su satisfacción por esta medida, “fundamental para los inquilinos de hoteles y pensiones que hasta este momento no tenían información de la facturación por consumo de gas y, por lo tanto, se veían imposibilitados de contrastarla con lo que los dueños de los hoteles les cobraban”.

(Télam)