economia

Industriales argentinos y brasileños analizan desafíos del bloque con la mirada en la UE

Por Agencia Télam

15-07-2019 07:30

El Consejo Empresario Brasil-Argentina (Cembrar), integrado por las centrales industriales de ambos países, abordaron hoy la agenda en común vinculada a la convergencia regulatoria, la facilitación del comercio, las reglas de origen y los desafíos del Mercosur, en un renovado contexto dado por el reciente acuerdo con la Unión Europea.

Así se planteó durante la jornada de trabajo que concretaron los directivos de la Unión Industrial Argentina (UIA) y la Confederación Nacional de Industria de Brasil (CNI), en la que se desarrollaron cuatro paneles temáticos sobre los distintos ejes de la agenda del comercio regional e internacional.

El encuentro de hoy había sido anticipado a comienzos de junio en ocasión de la visita al país del presidente brasileño Jair Bosonaro, quien mantuvo como parte de su agenda una reunión con los directivos de la UIA, en momentos en que se discutía el futuro del Mercosur y el acuerdo con la Unión Europea se mantenía en negociaciones.

En la reunión de hoy se delineó el conjunto de desafíos que presenta para ambos países la conformación de una agenda bilateral capaz de potenciar la relación comercial entre Brasil y Argentina, entre los que se encuentra el trabajo sobre 21 puntos enfocados en dinamizar y facilitar el comercio.

El primer panel se centró en aquellas herramientas que pueden facilitar el comercio entre los dos países, como la ventanilla única y el comité de facilitación de comercio en Argentina, que aún no se instrumentó ni convocó debido a la falta del decreto que lo constituya.

Al respecto, los integrantes del panel reforzaron la importancia de avanzar en la compatibilidad de los programas de operador económico autorizado (OEA) para celebrar un acuerdo de reconocimiento mutuo entre los países y coincidieron en que el trabajo del Cembrar logró avances importantes en la identificación de necesidades, activos y fortalezas de cara al futuro.

Posteriormente, se analizaron los principales ejes de la convergencia regulatoria, y a partir de la presentación del informe unificado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), se destacó la importancia de iniciar un trabajo conjunto para compatibilizar las regulaciones y reducir las barreras no arancelarias.

En este contexto, se analizó el tema del Arancel Externo Común y el proceso de revisión que iniciaron los gobiernos en el Grupo Mercado Común del Mercosur.

También se señaló que una baja unilateral de aranceles no sería conveniente y que la apertura comercial debería estar asociada con una estrategia de relacionamiento internacional inteligente y el fortalecimiento de los sectores productivos para que puedan competir con terceros países.

Las reglas de origen y el fortalecimiento del Mercosur fueron los temas del último panel de la jornada, para lo cual los técnicos del Cembrar señalaron la vinculación con la apertura comercial inteligente a fin de promover beneficios y oportunidades para ambos países. (Télam)