economia

Industria láctea rechazó medida gremial y advirtió que hay empresas al borde del colapso

Por Agencia Télam

10-07-2020 01:45

El Centro de la Industria Lechera (CIL) rechazó hoy la quita de colaboración que lleva adelante la Asociación de Trabajadores de la Industria Lechera de la República Argentina (Atilra) desde ayer por un reclamo salarial, "ante la crítica situación en la que se encuentra el sector".

La entidad patronal advirtió que "muchas empresas del sector se encuentran al borde del colapso por el quebranto de sus balances", por lo que "no es posible realizar nuevos incrementos en los salarios".

"Ante las medidas gremiales ejecutadas, el CIL expresa su rechazo a la metodología del conflicto y se manifiesta a favor de una mesa de diálogo con las autoridades nacionales y los gremios", indicó un comunicado.

Ayer, Atilra anunció, "ante la postura de las cámaras empresarias de negarse a actualizar los salarios en relación con la inflación en lo que va de 2020", un quite de colaboración la medianoche del próximo domingo.

En ese lapso, adelantó el gremio, "se trabajará exclusivamente la jornada semanal tal cual lo establece en Covenio Colectivo de la actividad, absteniéndose de trabajar días francos durante ese período, y tampoco se deberán realizar horas extras".

El texto de CIL puso el acento en "la crítica situación en la que se encuentra el sector, agravado severamente por la caída de ventas y el incremento de costos, en el marco de la pandemia de coronavirus".

Según expuso el sector industrial, la estructura de costos en lo que va del año creció 20% con valores de "insumos críticos a precios dolarizados".

A ello se sumó "la imposibilidad de trasladar estos incrementos a los precios de venta desde hace más de seis meses, debido a que algunos productos lácteos se consideran productos esenciales dentro del programa de Precios Máximos".

El CIL remarcó asimismo la aplicación por parte de la industria de "rigurosos y costosos protocolos, indispensables, que permiten cuidar la salud de los colaboradores y, por supuesto, garantizar la calidad y seguridad alimentaria de los productos".

"Este gran esfuerzo se incrementa por las dificultades en el acceso al crédito y la inevitable desaparición del capital de trabajo", añadió el Centro de la Industria Lechera en el comunicado difundido esta mañana.

Frente a este panorama la entidad reiteró su rechazo "a medidas que causan daños a las empresas y ponen en riesgo el normal abastecimiento de productos".

"Invitamos nuevamente a una mesa de diálogo tripartito bajo la indispensable tutela de las autoridades competentes, a efectos de buscar coincidencias que permitan encontrar soluciones alternativas frente a una situación crítica", concluyó el CIL. (Télam)