economia

Entra en vigencia la concesión de un área abandonada en 2017 con inversiones por US$ 50 millones

Por Agencia Télam

02-01-2020 05:30

El contrato de concesión para la explotación petrolera del área Bella Vista Oeste, en la provincia de Chubut, entrará en vigencia de manera inmediata en favor de la empresa Capex que podrá operar el área por 25 años con una inversión estimada en US$ 50 millones, informó la estatal Petrominera.

Se trata del yacimiento que fuera abandonado en 2017 por Sinopec y que a través de un acuerdo de operación transitoria entre el Ejecutivo de Chubut, Petrominera y Capsa se pudo recuperar y mantuvo su producción.

El área Bella Vista Oeste se extiende a unos 30 kilómetros de la ciudad de Comodoro Rivadavia, con una superficie total de 218 kilómetros cuadrados.

En la última sesión extraordinaria de 2019, la Legislatura del Chubut aprobó el contrato de concesión entre Petrominera Chubut Sociedad del Estado y la operadora Capex S.A. para la explotación de hidrocarburos en el área Bella Vista Oeste, el cual prevé un plan de inversión quinquenal con la inminente puesta en marcha de un equipo perforador.

La concesión por un plazo de 25 años con 10 años más de prórroga, en caso que se cumplan los requisitos de inversión y pautas del Gobierno Provincial, entrará en vigencia luego de la publicación en el Boletín Oficial, tras la aprobación del Poder Ejecutivo y la Cámara de Diputados.

Según el acuerdo, Capex asumirá el desarrollo, explotación, transporte y comercialización de Hidrocarburos y el compromiso de inversión establecido para los primeros cinco años asciende a US$ 50.680.000, equivalente a las unidades de trabajo expresadas.

El plan de acción incluye la perforación y reparación de pozos, que permitirán incrementar la actividad en el yacimiento de manera gradual y su consecuente ingreso a la provincia en materia de regalías y bono de compensación de hidrocarburos.

El pronóstico de producción asociado, estima un aumento que pasaría de los 96 metros cúbicos día de petróleo actuales, a más de 200 metros cúbicos día de crudo para 2024.

La empresa Interenergy Argentina S.A. del grupo Capsa se hizo cargo del yacimiento a través de un acuerdo de recuperación, preservación y operación transitoria, promovido por el Gobierno del Chubut, revirtiendo el estado de paralización al que fue sometido por el abandono de Sinopec, tras el temporal de 2017.

La reactivación del área demandó una inversión de 50 millones de pesos, para la recuperación de los sistemas de comunicación, locaciones, ductos y líneas eléctricas, además de la puesta a punto de las instalaciones, tanto de superficie como las de subsuelo, entre otros aspectos para mantener la operatividad. (Télam)