economia

En EEUU bajaron levemente los pedidos de subsidios por desempleo durante la última semana

Por Agencia Télam

05-11-2020 07:00

Unas 751.000 personas solicitaron la semana pasada, subsidios al desempleo, para poder afrontar los efectos que provocó el coronavirus sobre la economía, según informó hoy el Departamento de Trabajo de EEUU.

La cifra es considerada todavía alta debido a que muchos empleadores siguen recortando puestos de trabajo ante la nuevo ola de la pandemia en el país del Norte.

Además, la semana pasada casi 363.000 personas solicitaron ayuda por desempleo en virtud de un nuevo programa que amplió la elegibilidad por primera vez a los trabajadores autónomos, un poco más que las 359.000 de igual período precedente.

El Departamento de Trabajo precisó que 21,5 millones de personas están recibiendo algún tipo de beneficios por desempleo, aunque la cifra puede aumentar si los estados lo contabilizan dos veces.

El informe oficial dijo que el número de personas que continúan recibiendo los beneficios tradicionales por desempleo se redujo a 7,3 millones. Esa cifra muestra que algunos de los desempleados están siendo llamados a sus antiguos trabajos o están encontrando otros nuevos.

El mercado laboral ha estado bajo presión desde que el virus paralizó la economía y apenas ha recuperado la mitad de los 22 millones de puestos de trabajo que se perdieron a causa de la pandemia a mediados de marzo.

El ritmo de recontratación se ha debilitado constantemente: de 4,8 millones de puestos de trabajo añadidos en junio a 661.000 en septiembre.

El paquete de ayuda financiera incluía un beneficio federal por desempleo de US$ 600 a la semana y cheques de US$ 1.200 para la mayoría de los adultos, además de asistencia para pequeñas empresas.

Pero las ayudas no se han podido renovar ya que los republicanos y los demócratas no se han puesto de acuerdo para renovar los programas de asistencia y sin ayuda federal adicional, millones de estadounidenses desempleados probablemente perderán todos sus beneficios por desempleo en las próximas semanas.

Ahora, habrá que esperar que se resuelva la reñida elección y ver como han quedado compuestas las cámaras legislativas para poder volver a sesionar y poder aprobar un nuevo paquete de estímulo fiscal.

Los nuevos casos de Covid-19 han aumentado y a medida que bajan las temperaturas, los restaurantes y bares atenderán a menos clientes al aire libre.

Esto provocará una disminución del negocio lo cual podría obligar a los empleadores a eliminar más puestos de trabajo durante el invierno.

Hawaii, New Hampshire, Georgia y Arizona son los estados donde más crecieron los pedidos de subsidios por desempleo, y detrás de ellos se anotaron, Florida, Louisiana, Indiana, Nebraska, Kansas y Nevada.

(Télam)