economia

El presidente de Ieasa atribuyó a la visión mercantil del macrismo la interrupción del GNEA

Por Agencia Télam

15-06-2020 05:30

El presidente de la empresa Integración Energética Argentina (Ieasa), Andrés Cirnigliaro, consideró que la relación mercantil costo-beneficio de la gestión Cambiemos desalentó la conclusión del Gasoducto del Noreste Argentina (GNEA) y, por el contrario, "concentró esfuerzos en la improcedente exportación a Chile".

Ieasa retomó el análisis de los trabajos y el presupuesto que requerirán las obras para la finalización del GNEA, que permitirá proveer gas natural proveniente de Bolivia a las provincias de esa región, tras la decisión del presidente Alberto Fernández de concluir el gasoducto troncal.

En ese sentido, Cirnigliaro entendió que "el anuncio del presidente es una señal del cambio de paradigma energético que el gobierno propone", al entender que "se trata del Estado asumiendo al gas natural en particular y a la energía en general como un bien social".

Las expresiones de Cirnigliaro reproducidas por el portal del Observatorio de la Energía (Oetec), dijo que durante la gestión del ex presidente Mauricio Macri sobre el GNEA "sucedieron dos cosas notorias: se modificó la traza del proyecto excluyendo a la provincia de Misiones y Corrientes y se paralizó la obra".

El análisis general de la gestión de Cambiemos "refleja una reconfiguración de las funciones del Estado en detrimento del intervencionismo que primó hasta el 2015", opinó el fuincionario al resaltar que "las reiteradas reducciones presupuestarias afectaron las obras de infraestructura de los distintos segmentos de la cadena productiva".

"En el caso particular del GNEA se puede argumentar que la relación mercantil costo-beneficio puede haber desalentado, tanto la taza original como la continuación del proyecto", opinó el experto.

Y en ese sentido, entendió que "resulta curioso que mientras una región entera del país como el NEA no cuenta con acceso a gas natural, la gestión de Cambiemos haya concentrado sus esfuerzos en la improcedente exportación de este mismo recurso a Chile durante el año 2018".

Respecto al relanzamiento de las obras inconclusas, paralizadas en agosto de 2018, el presidente de Ieasa que tendrá que llevar adelante la licitación explicó que "el horizonte del gobierno es el acceso universal al gas natural" pero que "la complejidad de la coyuntura dificulta la proyección a mediano y largo plazo" sobre una posible recuperación de la traza original de la obra.

Es que la gestión en Ieasa de su ex presidente Hugo Balboa decidió apartar del proyecto original la extensión del gasoducto a las provincias de Corrientes y Misiones por cuestiones presupuestarias, lo que redujo su alcance a Santa Fe Chaco, Formosa, Chacho y Salta.

"Debido a la necesidad del recurso y la posibilidad de generar puestos de trabajo, se está trabajando para, en una primera instancia, culminar aquellos segmentos del proyecto que estén próximos a su ejecución total", admitió.

De los 3.041 kilómetros del proyecto actual, 1.147 kilómetros se encuentran en operación, pero con escasa inyección de gas por red de aproximación.

El proyecto original contemplaba la incorporación de 750 mil usuarios, pero después de la modificación durante la gestión de Cambiemos, la estimación de nuevos usuarios es de 378 mil.

El GNEA es un proyecto que se remonta al "Plan Energético Nacional 2004-2019" del otrora Ministerio de Planificación Federal, la obra fue lanzada en 2011, mientras que en 2014 la presidenta Cristina Fernández de Kirchner firmó los contratos que dieron comienzo a su construcción. (Télam)