economia

El precio del crudo volvió a avanzar y el oro superó los US$2.000 la onza troy

Por Agencia Télam

04-08-2020 06:15

El barril de petróleo alcanzó hoy su valor más alto desde marzo como consecuencia de los progresos registrados en el Capitolio en torno de la aprobación de un nuevo paquete de estímulo económico, al tiempo que el oro traspasó la barrera de los 2.000 dólares estableciendo un nuevo tope máximo.

De esta forma, la onza troy de oro aumentó 2,4% y cerró en 2.034 dólares, según datos de la agencia Bloomberg.

En tanto, el barril de petróleo alcanzó su valor más alto desde marzo, como consecuencia de los progresos registrados en el Capitolio en torno de la aprobación de un nuevo paquete de estímulo económico.

El barril de la variedad WTI subió 1,3% para cerrar en 41,30 dólares mientras que el tipo Brent escaló 0,4% a 44,30 dólares, según informó la misma agencia.

La recuperación del oro fue impulsada por la creencia de que aumentará su valor frente a otros activos, en medio de la pandemia de la Covid-19.

Los estímulos del Tesoro y de la Reserva Federal han provocado que los rendimientos de los bonos del gobierno hayan caído bruscamente, lo que ha hecho que el oro sea un activo de refugio seguro.

Los demócratas del Congreso y la Casa Blanca han comenzado a acercar posiciones sobre una nueva ronda de asistencia financiera

Los nuevos casos de coronavirus de EE.UU. cayeron por debajo de 50.000 durante el fin de semana por primera vez desde principios de julio.

El mercado de petróleo enfrenta un período de alta volatilidad a la espera de señales más firmes por parte de los estados productores, respecto de los recortes en la producción.

El optimismo respecto a la recuperación de la demanda convivía con cierto pesimismo por la vuelta a los mercados de más barriles procedentes de los estados miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados (OPEP+).

El cártel petrolero a partir de agosto ha reducido su histórico recorte de producción, por lo que espera que se añadan a la oferta alrededor de 1,5 o 2 millones de barriles diarios, hasta situar el recorte en unos 7,7 millones de barriles diarios.

Además, también lastraba la subida los avances de la pandemia del coronavirus y las preocupaciones en torno a la posibilidad de que tanto Estados Unidos como Asia y Europa estén a las puertas de una segunda ola del virus. (Télam)