economia

El petróleo saltó 8% ante expectativa de que nueva vacuna acabe con la pandemia y los confinamientos

Por Agencia Télam

09-11-2020 06:45

El precio del barril de petróleo subió 8% luego de conocerse el anuncio de la efectividad de que una vacuna desarrollada por los laboratorios Pfizer y BioNtech, tuvo efectividad en un rango del 90% de los casos, lo cual abrigó la esperanza de un final no muy lejano para la pandemia y los confinamientos.

El barril de la variedad WTI creció 8,2% para cerrar en 40,20 dólares mientras que el tipo Brent trepó 7,3% para concluir en 42,30 dólares, según cifras suministradas por la agencia Bloomberg.

El crudo de referencia en EE.UU. se disparó al igual que las bolsas de todo el mundo gracias a las noticias sobre la vacuna de Pfizer, después de que la empresa anunciase que los estudios clínicos realizados muestran una eficacia superior al 90% en participantes sin evidencias previas de infección.

La suba también tuvo origen en la posibilidad que los productores de petróleo podrían ajustar su actual pacto de recorte de suministro, si es que aumentan los casos de coronavirus.

La demanda de combustible cayó en todo el mundo durante la pandemia ya que prácticamente se paralizó el comercio mundial y con el segundo rebrote del coronavirus se están volviendo a imponer bloqueos para frenar la propagación del virus.

La noticia de la vacuna abrió un gran entusiasmo entre los operadores ya que la pandemia podría ser neutralizada el próximo año, lo que ayudaría a la actividad económica a una recuperación rápida.

En tanto, la OPEP+, que incluye a la Organización de Países Exportadores de Petróleo y otros estados productores, podría ajustar su acuerdo para equilibrar el mercado, dijo el ministro de energía del reino, el príncipe Abdulaziz bin Salman.

La OPEP+ actualmente está recortando 7,7 millones de barriles por día (bpd) y está considerando reducir esos recortes a 5,7 millones de bpd a partir de enero. Si la OPEP+ mantiene las restricciones actuales a la producción, los precios darían un salto aún mayor.

La demanda de combustible para el transporte se lleva casi el 80% de la producción de carburantes y se estima que si se normaliza la actividad, los precios podrían avanzar a un rango superior a los 50 dólares.

En tanto, el oro cayó un 4,5% y se pactó la onza en 1.865 dólares. (Télam)