economia

El gobierno plantea con las empresas cómo será la vuelta paulatina a las actividades productivas

Por Agencia Télam

05-05-2020 07:15

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, afirmó hoy que el gran desafío a discutir en los próximos días será la "reapertura de algunas actividades industriales" en las grandes ciudades, para lo cual distintos sectores ya tienen en marcha los protocolos logísticos y sanitarios para evitar la propagación del coronavirus.

Las declaraciones de Kulfas siguieron la línea que marcó anoche el presidente Alberto Fernández, al señalar que la idea del Gobierno es "paulatinamente ir levantando la cuarentena para que vuelva la normalidad", para lo cual será importante analizar la evolución de los casos de coronavirus hacia el domingo 10 de mayo, cuando termine una nueva etapa del aislamiento social.

La salida del aislamiento para el sector productivo fue uno de los temas abordados esta tarde en el encuentro que mantuvo Kulfas con el Comité Ejecutivo de la Unión Industrial Argentina (UIA), encabezado por su presidente Miguel Acevedo y los equipos técnicos de ambos.

En esta ocasión, los dirigentes industriales brindaron detalles sobre la red de información y contactos que diseña la UIA con el objetivo de compartir protocolos sanitarios para la reapertura de los diferentes sectores productivos, procedimientos para garantizar la salud de los trabajadores y la dimensión sanitaria del proceso industrial.

En el marco del aislamiento social obligatorio vigente desde el 20 de marzo, en el que sólo pueden realizar sus actividades los sectores considerados esenciales, hay provincias que en las últimas jornadas comenzaron a abrir sus actividades como Mendoza, Tierra del Fuego, Jujuy o distritos de la provincia de Buenos Aires.

En consonancia con la concentración del 70% de los casos de contagios que registran las autoridades sanitarias, el área Metropolitana Buenos Aires (Capital Federal y Conurbano) presenta las mayores dificultades por la gran concentración de población y el movimiento de millones de personas a diario que demandará la normalización productiva.

En ese sentido, Kulfas resaltó que "el gran desafío para empezar a discutir a partir de la semana que viene es reabrir algunas actividades industriales en las grandes ciudades, con todos los recaudos necesarios".

En este contexto de análisis de apertura, el presidente de la Cámara Argentina de la Construcción (Camarco), Ivan Szczech, resaltó que "hoy la obra privada arrancó en nueve provincias del país, algo que es muy auspicioso, porque la obra privada es el 70% de la construcción".

El directivo señaló que "en la Ciudad de Buenos Aires es complejo retomar la actividad por el uso del transporte público, por eso hay proyectos para permitir que las constructoras puedan poner a disposición vehículos privados para trasladar a los trabajadores".

En similar sentido, dirigentes de la Asociación de Fabricantes de Automotores (Adefa) afirmaron que las terminales automotrices ya tienen todos sus protocolos propuestos presentados ante la Nación, las provincias y municipios, consensuados con el gremio y cumpliendo con los requisitos de sanidad y transporte privado.

El complejo de toda la cadena automotriz requiere movilizar a más de 80.000 personas en 4 provincias, y contempla 200 municipios y fuentes del sector aseguraron a Télam que "está todo a punto para retomar la producción apenas se cuenta con la aprobación de las medidas como ya ocurre en Córdoba y Tucumán".

Similar panorama se presenta en el sector que agrupa la Cámara Argentina de Fabricantes de Motos (Cafam) que trabaja en sus propios protocolos que les permita el retorno a la actividad, lo que se extiende a las concesionarias que también esperan poder abrir los locales de ventas que de por sí son de baja asistencia de público.

Daniel Rosato, presidente de Industriales Pymes Argentinos (IPA), expresó que la reapertura de varios sectores "deberá cumplir con los protocolos de producción para que los trabajadores no viajen en transporte publico sino a través de medios privados, además de las medidas de control de temperatura, el uso de barbijos permanente y el distanciamiento entre personas".

Por su parte, el presidente de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), Gerardo Díaz Beltrán, destacó la decisión de muchas provincias y municipios de abrir la actividad cumpliendo con los protocolos sanitarios: "Debemos salir de forma progresiva y ordenada esta cuarentena, la caída de las ventas minoristas lleva al colapso, y arrastra a todo el entramado productivo, con muchos puestos de trabajo en riesgo".

Díaz Beltrán insistió en que las pymes necesitan "un rescate financiero", volvió a plantear que el gobierno cubra el 100% de los salarios y reclamó por las precalificaciones que realizan los bancos para negarse a entregar los créditos al 24% de tasa diferencial.

La Federación de la Industria Maderera y Afines (FAIMA), por su parte, presentó hoy al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodriguez Larreta, y al gobernador bonaerense, Axel Kicillof, propuestas de medidas para apuntalar este sector que tiene como característica una baja concentración de público por metro cuadrado en sus locales.

Para ello propusieron otorgar turnos telefónicos o por internet, permitir los ingresos a los locales manteniendo la distancia mínima de separación de 1,50 metros entre personas, y adecuar los horarios y días de apertura para jueves, viernes y sábados de 11 a 19. (Télam)