economia

El gobierno nequino presentó un plan de salvataje para el sector comercial

Por Agencia Télam

30-07-2020 03:45

El gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, presentó hoy un plan de salvataje para el sector comercial, compuesto por medidas tributarias y créditos, para ayudar a superar la crisis desatada por la pandemia de coronavirus.

Estas medidas beneficiarán al sector comercial que “representa el diez por ciento del Producto Bruto Geográfico, el 18 por ciento del empleo privado y el 24 por ciento de las 40 mil unidades económicas que están dispersas en todo el ámbito territorial”, dijo el gobernador neuquino en un acto en Casa de Gobierno.

“Frente al panorama generado por la pandemia, tenemos que cuidar la seguridad económica, anímica, emocional y sanitaria de la población”, señaló y destacó que “el plan de reactivación comercial contempla medidas para la demanda del consumo y otras para el sector comercial y subsectores”.

Gutiérrez informó que habrá cuentas con planes bancarios y no bancarios para acompañar con políticas crediticias e impositivas, el crecimiento de bienes y servicios de una economía que tiene el 98 por ciento de las actividades liberadas con las medidas restringidas por el coronavirus”.

El Banco Provincia del Neuquén (BPN) y las líneas de crédito que financia el Consejo Federal de Inversiones (CFI), estarán disponibles para que los comercios puedan tramitarlas en toda la provincia.

Las líneas de créditos habilitadas están destinadas a la recuperación de stocks y para capital de trabajo por un monto total de 173 millones de pesos, a través del Banco Provincia del Neuquén (BPN) y del Instituto Autárquico de Desarrollo Productivo (Iadep), con tasas de entre 15 y 20 por ciento.

Otra de las líneas de créditos será para el sector gastronómico por 30 millones de pesos a través del CFI-Copade y el agente financiero será el BPN con un plazo de 84 meses, incluyendo 24 meses de gracia, solo para el capital.

El Gobierno neuquino también dispuso beneficios tributarios para el sector comercio, como por ejemplo la prórroga de la exención del mínimo para Contribuyentes Directos hasta el 31 de diciembre de este año y exención del 100% del impuesto mensual para contribuyentes del Régimen Simplificado de Ingresos Brutos para las categorías A y B y del 50 por ciento para las categorías C a G.

El costo fiscal será de 240 millones de pesos (40 millones mensuales entre julio y diciembre).

(Télam)