economia

Destacan efecto positivo de la administración de comercio y el fomento al consumo en la industria

Por Agencia Télam

06-10-2020 08:00

El secretario de Industria, Ariel Schale, afirmó hoy que la reactivación fabril que se está evidenciando en el entramado productivo se consolidará en lo que resta del año a partir de las herramientas de administración de comercio, fomento al consumo e incentivos de industrialización que impulsa el Gobierno nacional.

Schale, en diálogo con Télam, valoró la actual etapa de reactivación que se refleja en los indicadores de septiembre, a partir de la "asistencia muy fuerte que en medio de la pandemia desplegó el Estado para cumplir con la doble consigna de preservar la vida y preservar el entramado industrial que ya venia de 26 meses de caída".

"La reactivación industrial tiene fundamentos en datos duros como el consumo de energía eléctrica de uso industrial, una variable muy certera del nivel de actividad que ya registraba niveles interanuales parejos con año anterior en agosto y en septiembre posiblemente se ubique levemente por arriba de 2019", explicó el Secretario.

Tal como citó en las últimas horas el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, Schale explicó que "el sector automotor es uno de los que tracciona el crecimiento industrial en general" y que en septiembre arrojó un crecimiento de producción del 16,1% interanual.

En el segmento de maquinaria agrícola también advirtió "un nivel de actividad absolutamente desplegado, con tres subsectores muy importantes como sembradoras, pulverizadoras y cosechadoras" para los cuales "hay compromisos tomados hasta marzo de 2021".

Al respecto, Schale citó como ejemplo a la empresa Vasalli que es "la única productora de cosechadoras, que quebrada literalmente en diciembre con 550 trabajadores en la calle, hoy fabrica una unidad y media por semana con 56 pedidos de cosechadoras por delante".

El Gobierno también observó en septiembre que "los insumos para la construcción consolida su reactivación, con indicadores como en cemento que creció a dos dígitos, todo motivado por un costo de la construcción atractivo para el sector".

La perspectiva es sostener e incrementar "estos niveles de vitalidad muy altos y que al construcción sea uno de los motores del desarrollo ya cuando la obra privada esté habilitada a pleno y la obra pública cuenta con un presupuesto 2021 muy ambicioso en ejecución".

Siguiendo el repaso de sectores, el Secretario de Industria dijo que "la producción de línea blanca está absolutamente desplegada también, con signos muy fuertes en heladeras, lavarropas y cocinas, con todas las plantas de estos rubros trabajando a total capacidad con canales minoristas muy demandantes".

En este punto, Schale destacó el efecto que está ejerciendo la política industrial del gobierno, la administración de comercio inteligente y el fomento al consumo a través del programa Ahora 12".

"Pero hoy podemos hablar de reactivación y mirar el futuro de la agenda industrial porque desde inicios de la pandemia el Estado decidió asistir a las empresas y a sus trabajadores", enfatizó el funcionario de la cartera de Desarrollo Productivo.

La Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP) llegó a 360.000 pymes y más de 3 millones de trabajadores del sector privado, que representaron más del 60% del mercado de trabajo afectado por la cuarentena, además de canalizar $ 420.000 millones en créditos al 24% que tomaron mas de 102.000 pymes y $ 60.000 millones para monotributistas y autónomos.

"Esa asistencia nos permite asistir a esta reactivación muy fuerte, porque cumplimos con la doble consigna de preservar la vida y preservar el entramado industrial que ya venia de 26 meses de caída", aseveró Schale al trazar para fin de año "la confirmación del fortalecimiento de este sendero de recuperación".

Al analizar la recuperación de sectores todavía rezagados, Schale mencionó al sector textil en su primer eslabón y el segmento de confección pera la temporada de verano, a lo cual mencionó los anuncios de inversión realizados hoy en La Rioja de parte de empresas textiles locales por US$ 44 millones.

"Las grandes empresas están viendo un sendero muy firme porque trabajan al máximo de capacidad instalada con un mercado demandante, es en ese contexto que se empiezan a dar las decisiones de inversión", dijo el funcionario.

Finalmente, Schale mencionó que el sector calzado "atraviesa un sendero heterogéneo" afectado en particular por el segmento de calzado social muy afectado por el aislamiento. (Télam)