economia

Comerciantes marplatenses hicieron una apertura simbólica para pedir que se autorice la actividad

Por Agencia Télam

21-05-2020 05:00

Decenas de comercios minoristas de la ciudad de Mar del Plata que no forman parte de los rubros exceptuados en el marco de la cuarentena por el coronavirus realizaron hoy una "apertura simbólica" de los locales, sin atención al público, para reclamar que se autorice su funcionamiento tras más de dos meses sin actividad.

"Levantamos las cortinas y nos manifestamos en la puerta de los comercios", habían anunciado los comerciantes en las últimas horas, y desde las 11 llevaron adelante esta iniciativa en las zonas de mayor movimiento de la localidad balnearia, medida que volverá a repetirse mañana.

Trabajadores y propietarios de negocios ubicados en paseos comerciales como la peatonal San Martín, la calles Güemes y San Juan y la avenida Juan B. Justo, pidieron que se autoricen los protocolos para poder retomar la actividad, que en la mayoría de los casos solo tuvo dos días de funcionamiento desde el 20 de marzo, durante la denominada "prueba piloto" del primer fin de semana de mayo.

Con aplausos en las puertas de los locales, ruidazos en algunas esquinas y con carteles pegados a las vidrieras con la leyenda #queremostrabajar, los comerciantes amplificaron el reclamo del sector.

Los comerciantes aguardan una decisión del gobierno provincial, luego de que el intendente Guillermo Montenegro insistiera días atrás en el pedido para que se autoricen los protocolos presentados.

Montenegro consideró que en la ciudad existe una "foto epidemiológica que permite insistir" ante el Ejecutivo bonaerense para habilitar la actividad comercial, "con todos los protocolos asegurados", luego de que se dispusiera que no habría apertura en las ciudades con más de 500 mil habitantes.

Lucas Tejón, comerciante del rubro indumentaria, señaló a Télam que "durante las primeras etapas de la cuarentena la situación fue compleja, pero podían buscarse alternativas, pero pasados más de dos meses, la realidad del comercio minorista es directamente angustiante".

Tejón señaló que el reclamo sectorial "no pierde el foco de que esto es una pandemia y no es momento de salir a pasear", pero aseguró que los comerciantes se comprometen a trabajar con "protocolos rigurosos".

"Además, el contacto con los clientes en la gran mayoría de los comercios que no fueron autorizados sería igual o incluso menor al de aquellas actividades que ya se han habilitado, como supermercados o peluquerías", explicó.

María Liberati, empresaria textil, aseguró por su parte que los comerciantes se encuentran "al límite de su capacidad para seguir subsistiendo".

"Es muy importante volver a abrir las puertas de los locales, porque sino se está haciendo muy difícil pagar todos los compromisos. Pedimos simplemente que nos dejen abrir, con todos los protocolos de seguridad para cuidar a nuestros empleados, a nosotros mismos y a nuestros clientes. Tenemos la necesidad imperiosa de abrir nuestros locales", señaló. (Télam)