economia

Chodos afirma que el acuerdo con los bonistas es la base para el despegue económico

Por Agencia Télam

05-08-2020 01:15

El director por el Cono Sur ante el Fondo Monetario Internacional (FMI), Sergio Chodos, afirmó hoy que el acuerdo de reestructuración de deuda con los bonistas generará “la base para permitir un despegue”, pero aclaró: “no vamos a tener un rebote económico maravilloso; no es una bala de plata, es un eslabón más en un proceso”.

Chodos destacó, en declaraciones a radio Con Vos, los “hitos importantes” que precedieron al acuerdo, como “el análisis de sustentabilidad realizado por el FMI, y antes, en febrero, en su primera misión al país, cuando manifestó que la deuda era insustentable y que tenía que haber una reducción importante”.

El funcionario recordó que el promedio de este tipo de negociaciones “es de 13 meses y en este caso fue bastante menos, con algunos datos inéditos, por ejemplo, una renegociación de deuda tan potente fuera del marco de un acuerdo con el FMI”.

Mencionó luego aspectos técnicos, como que la renegociación se enfocó más en los intereses que sobre el capital, “es decir, sobre la carga de la deuda, en una dinámica que después hace que todo se transforme en una bola de nieve”.

“Más allá de que hay un componente importante de alivio en los primeros cuatro años y un cronograma de vencimientos liviano en los primeros ocho, hay que tratar de poner en línea la deuda a la capacidad de pago e ir migrando hacia una deuda en pesos”, consideró Chodos.

El acuerdo, agregó, “va a permitir un aflojamiento de la presión sobre el tipo de cambio, una mejora del clima financiero y una migración de dólares a pesos, al haber un horizonte más claro y tranquilizado en los compromisos”.

Según el funcionario, “se quita un elemento importante en la demanda de dólares de la República para enviar al exterior, y eso impactará en la percepción de los mercados sobre los flujos que podrían venir o no salir”.

Además, continuó, “se da una guía a las provincias en su propia renegociación de deuda, y les permite una descompresión a las empresas que cotizan en Estados Unidos”.

Chodos indicó que el acuerdo “permite una mayor estabilidad de tasas de interés, que al estar más bajas otorgan más potencialidad de recuperación económica”.

El director ante el FMI dijo que los instrumentos alternativos a la compra de dólares, en moneda nacional y con mejores rendimientos, y una baja en la cotización de la divisa "dejarán ver que frente a las tasas o a otras inversiones el supuesto seguro se hace caro”.

Sobre la próxima negociación con el FMI dijo: “No me imagino que sea rápida, va a ser larga y sustanciosa, pero no hay una prisa específica ya que el primer vencimiento de capital con el organismo es en septiembre de 2021".

Chodos resaltó que el FMI “no es una banca de desarrollo, sigue siendo el Fondo, pero algunos aprendizajes han tenido. Por ejemplo, sobre el ajuste fiscal hay una clara idea de que hay un límite a lo que es social y políticamente sustentable”.

“Son conceptos nuevos que se van incorporando -agregó-, por eso es importante el apoyo del Congreso, ya que uno de los problemas del acuerdo anterior, además del diseño y la implementación, fue que no tuvo lugar una discusión social”.

En cuanto a la demanda de algunos sectores sobre un plan económico gubernamental, Chodos remarcó que “nadie le pide un plan al Tesoro de Estados Unidos o a España; hay que tener claridad sobre los objetivos y las prioridades y uno va usando las herramientas de acuerdo con el momento”.

El experto ilustró: “Nadie tenía pensado en Estados Unidos que iban a tener que hacer los planes de rescate que están haciendo, se van discutiendo a medida que ven cómo impactan en la sociedad; si son útiles o no, y los corrigen”.

“Pero nadie tiene un plan específico, y menos en medio de una pandemia global que no se sabe cuándo termina, cómo serán los efectos económicos y cómo corregimos la tendencia sobre la desigualdad que se va a generar”, concluyó Chodos. (Télam)