economia

Aseguran que los medicamentos biosimilares permiten ahorrar US$ 65 millones al sistema de salud

Por Agencia Télam

15-07-2020 06:45

El sistema de salud nacional tuvo un ahorro directo acumulado de US$ 65,7 millones en costos de tratamientos desde la introducción del primer medicamento biosimilar en Argentina en 2014.

Así lo consignó un estudio del Centro de Evaluación de Tecnologías Sanitarias de la Universidad Isalud citado a través de un comunicado por el Grupo Insud, que reúne a un conjunto de empresa vinculadas a la industria farmacéutica.

El trabajo permitió estimar que más de 35.000 pacientes recibieron este tipo de tratamientos y la cifra está en aumento en la Argentina.

En este marco, se destacó que “a través de la sustitución de los medicamentos biológicos de alto costo por productos de igual calidad y precios entre el 15% y el 25% menores, son más los pacientes que pueden acceder a terapias para enfermedades crónicas, como el cáncer o las enfermedades autoinmunes”.

Además, subrayó que la capacidad local de manufactura de este tipo de productos tiene entre otros beneficios “la generación de una plataforma nacional de investigación y desarrollo de medicamentos biológicos.

También permitirá el aumento de la accesibilidad a tratamientos, la reducción de las importaciones, el aumento de opciones terapéuticas para los pacientes, el aumento de la investigación clínica local y el aumento en las exportaciones de productos de alto valor agregado.

A raíz de la inversión y el desarrollo de la industria biotecnológica local, “Argentina se posicionó como pionera en Latinoamérica en la investigación, desarrollo y producción de este tipo de tratamientos”, apuntó el comunicado difundido esta tarde.

“La producción local de biosimilares permitió a Argentina exportar productos con alto valor agregado y de calidad internacional, ganando participación tanto en el mercado nacional como internacional”, aseguraron.

Asimismo, explicaron que en la actualidad, se producen dos anticuerpos monoclonales biosimilares en el país Rituximab (Novex) y Bevacizumab (Bevax), disponibles desde 2014 y 2016, respectivamente.

Estos anticuerpos son indicados para el tratamiento del linfoma no Hodgkin, leucemia linfática crónica, artritis reumatoidea, cáncer colo-rectal, cáncer de mama, cáncer de pulmón, cáncer de células renales avanzado, cáncer de ovario epitelial y cáncer de cuello uterino persistente.

(Télam)