economia

Aseguran que el coronavirus podría acelerar el desarrollo y uso de vehículos autónomos

Por Agencia Télam

17-07-2020 05:30

La pandemia de coronavirus y los cambios en las necesidades de transporte de los usuarios y los requerimientos medioambientales podrían acelerar la próxima ronda de desarrollo y utilización de vehículos autónomos (VA) en todo el mundo, según la red de empresas de auditoría KPMG.

El "Autonomous Vehicles Readiness Index (AVRI) 2020" de KPMG incluye los 30 países mejores preparados para automóviles sin conductores y es liderado por Singapur, Países Bajos, Noruega, EEUU y Finlandia; en Sudamérica, los mejores son Chile (27), México (28) y Brasil (30).

"En el futuro, los vehículos sin conductor podrían tener un papel más preponderante en el tratamiento de nuevos requisitos para el traslado de personas y mercancías post Covid-19", afirmó Richard Threlfall, director global de Infraestructura de KPMG International.

Para Threlfall, podrían "aliviar parcialmente el transporte público abarrotado mediante el uso de minibuses autónomos que promuevan el distanciamiento social; mientras que los vehículos autónomos pueden incluso satisfacer la demanda de entregas sin contacto".

"En la Argentina la penetración de los vehículos autónomos deberá sortear una serie de obstáculos antes de que podamos observarlos circulando por nuestras calles", afirmó Carlos Bruno, líder de Industria Automotriz en KPMG Argentina.

Según Bruno, "la implementación del vehículo autónomo requiere la resolución de una serie de factores previos que no parecerían hoy estar en la agenda nacional, provincial o municipal, condicionada fundamentalmente por una crisis económica que posterga toda inversión en nuevas tecnologías".

"Si bien las principales terminales automotrices que desarrollan el vehículo autónomo en el mundo están representadas en Argentina por subsidiarias de la marca, que facilitaría la llegada de los vehículos autónomos a la Argentina, la falta de infraestructura adecuada, la inexistencia de estaciones de carga y el vacío legal respecto de su uso son algunos de los temas a resolver y que demandarán no poco tiempo de resolución", agregó.

Sin embargo, "el proceso podría acelerarse si, al igual que lo hacen otros países, los gobiernos deciden en los próximos años fomentar el uso de vehículos autónomos a través de posibles incentivos fiscales", aclaró.

(Télam)