economia

Anuncian beneficios arancelarios para estimular una mayor integración local de motos

Por Agencia Télam

25-01-2019 05:00

El Gobierno nacional dispuso hoy un nuevo esquema arancelario progresivo para la producción de motos que favorecerá a aquellas unidades que sumen ensamble y piezas locales en su fabricación, una medida esperada por la cadena de valor del sector.

Así lo anunció el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, al dar a conocer la firma del Decreto 81 que exime de aranceles a las motos incompletas que serán integradas localmente.

Para estar exentos, los fabricantes locales deberán integrar durante el primer año un 5% de componentes físicos con el agregado de montaje, embalaje y control de calidad de origen nacional; durante el segundo año el porcentaje deberá subir a 7% y el tercer año a un 9%.

El objetivo general de la medida -que también incluye a las motos eléctricas- es pasar del 8% actual del total de motos con integración nacional a un 30% para fines de 2019, y avanzar para lograr el 60% en 2023, se informó oficialmente.

La meta también es impulsar la creación de empleo vinculado con la fabricación de piezas además de alentar las inversiones asociadas al ensamble y la localización de partes.

La nueva disposición constituye uno de los acuerdos alcanzados por la mesa sectorial lanzada a mediados de 2017 y desde la Cámara de Fabricantes de Motovehículos (Cafam) se aseguró que "proporcionará un impulso definitivo a la industria nacional de la moto".

Mediante el Decreto 81 se establece la diferenciación arancelaria en tres categorías: 35% de impuesto a las motos importadas completamente armadas, 20% para las motos desarmadas completas y 0% de impuesto aplicable a las unidades incompletas que les reste un 5% de su valor en partes a ser integradas localmente.

Al sumarle al 5% en partes los gastos de montaje, la integración local llegaría al orden de entre un 25% y 30% del valor de la moto.

"Con esta medida buscamos fortalecer el ensamble e incentivar progresivamente la integración local, sin aumentar los precios y creando puestos de trabajo en un sector que tiene mucho potencial para crecer", sostuvo Sica.

La mesa de competitividad tiene aún en agenda el desarrollo de proveedores competitivos y de calidad, la promoción de nuevas modalidades de motorización (motos eléctricas) y la ampliación de la participación del sector en mercados externos.

En 2018, se patentaron 583.000 unidades y se proyecta 450.000 para este año, lo que consolida a la Argentina como el tercer mercado en Sudamérica en tamaño, luego de Brasil (1,2 millones) y Colombia (600.000). El 90% del mercado corresponde a unidades ensambladas.

Actualmente cinco terminales concentran el 80% de la producción: Honda, Corven, Zanella, Motomel y Yamaha, de las cuales sólo la primera integra partes locales actualmente.

(Télam)