economia

Agroexportadoras extreman medidas sanitarias para retomar la actividad tras contagios de Covid-19

Por Agencia Télam

30-07-2020 08:00

Las plantas de las agroexportadoras Cofco y Bunge y la envasadora de aceite Renopack -de la firma Vicentin-, todas instaladas en el Gran Rosario, pusieron en marcha medidas de higiene y seguridad para poder retormar las actividades, tras el freno producido en las mismas por la aparición de una docena de casos de coronavirus,

El mayor polo exportador del país y uno de los más importantes de Sudamérica resintió su operatoria en los últimos días por la aparición de contagios de Covid-19 en su personal.

Según dijeron a Télam voceros oficiales, las plantas afectadas son las de las cerealeras Cofco y Bunge, y el predio de Renopack, la empresa perteneciente al Grupo Vicentin ubicada en San Lorenzo.

“Hoy estuvimos en videoconferencia y nos pusimos de acuerdo con muchas cosas, ahora están reunidos los comité mixtos de higiene y seguridad para ver sector por sector cómo se retoma la actividad y cuántos trabajadores ingresan”, dijo a la agencia Télam Pablo Reghera, secretario general del Sindicato de Aceiteros seccional San Lorenzo, en relación a la situación en Cofco (Timbúes).

Según explicó, la planta que la agroexportadora asiática tiene en esa localidad debió aislar a unos 94 empleados a raíz de varios casos positivos de Covid-19.

“Primero fueron 21 personas, por contacto con un caso positivo, y luego algo más de 70”, explicó Reghera, e indicó que en la planta realizaban hoy tareas de sanitización.

“Todavía no arranca la actividad”, agregó el dirigente gremial, aunque dijo que en algunos sectores la planta estaba operativa.

En tanto, en la planta de Bunge (Puerto San Martín) se registró un contagio de coronavirus y la operatoria también quedó resentida por la necesidad de aislar a persona que había estado en contacto con ese empleado.

Allí también hubo una reunión del comité mixto de higiene y seguridad.

“Están los delegados, que conocen los lugares, para ver cómo van a entrar a trabajar pero con la menor cantidad de personal posible”, dijo Reghera.

Y explicó que también en la planta de Renopack, que envasa aceite, se reportó el caso de un supervisor que dio positivo al test de Covid-19 por lo que se debió aislar a unos 40 empleados de poco más de 60 que tiene la empresa del Grupo Vicentin en San Lorenzo.

El titular del gremio de aceiteros explicó que en esa fábrica “se tomaron los recaudos necesarios, se van a hacer reformas simples en el comedor, como poner menos sillas, y quedan 23 empleados trabajando” en un solo turno, de los tres con los que opera habitualmente. (Télam)