economia

Afirman que la pospandemia de coronavirus permitiría garantizar una prosperidad inclusiva

Por Agencia Télam

21-07-2020 04:15

La pospandemia brinda oportunidades de realinear las reglas comerciales para responder a las crecientes desigualdades, el cambio climático y las frustraciones por el papel del comercio en el desarrollo, aseguraron especialistas de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (Unctad, por su sigla en inglés), según un comunicado difundido hoy.

"Ese es irónicamente el llamado hecho por la Agenda 2030 de las Naciones Unidas" para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), aseguraron Chantal Line Carpentier, jefa de la oficina de la Unctad en Nueva York, y Katrin Kuhlmann, presidenta y fundadora de New Markets Lab (NML).

Según las especialistas, "estos desarrollos ocurren al mismo tiempo que las reformas de la Organización Mundial del Comercio (OMC) están sobre la mesa, ya que sus funciones de negociación y adjudicación se han debilitado por las continuas guerras comerciales entre Estados Unidos y China".

"Esto brinda una rara oportunidad para repensar la forma en que se negocian, diseñan e implementan nuestros tratados de comercio internacional, así como para fortalecer los vínculos entre comercio y desarrollo", completaron en referencia a un informe publicado en la página de la Unctad.

Para ello, Carpentier y Kuhlmann propusieron un nuevo enfoque para que el comercio pueda ser un verdadero motor para el desarrollo sostenible y esté mejor alineado con las prioridades de desarrollo económico y social y los compromisos ambientales en los ODS, el Acuerdo de París y el Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres.

"El nuevo modelo que proponemos significaría reevaluar las reglas comerciales en términos de su capacidad para avanzar en las dimensiones económica, social y ambiental de los ODS y otros esfuerzos internacionales, políticos macroeconómicos, principios empresariales y de derechos humanos, y un enfoque equilibrado de la regla de ley", afirmaron.

Para las especialistas, el proceso de elaboración de normas comerciales debe ser "más inclusivo, flexible y adaptable" y "reflejar las voces de todos, incluidas las comunidades marginadas, las mipymes y los económicamente vulnerables".

"Un enfoque más inclusivo crearía un vínculo más fuerte entre las normas comerciales y las personas a las que deben servir, asegurando una mayor aceptación y efectividad de no dejar a nadie atrás", aseguraron.

Un régimen comercial centrado en las personas también mejoraría la comprensión y la aplicación de normas cada vez más complejas y generaría apoyo político para las políticas internacionales que se cruzan con las prioridades y compromisos nacionales.

"No solo ayudaría a abordar los desafíos comerciales actuales y mejoraría la implementación de las reglas, sino que también ayudaría a los países con diferentes niveles de desarrollo a recuperarse mejor juntos", concluyeron. (Télam)