economia

Afirman que empiezan a darse condiciones para la recuperación del consumo

Por Agencia Télam

20-07-2019 01:00

El actual escenario de estabilidad en algunas variables sensibles para la economía familiar y una mejora del índice de confianza del consumidor, permiten anticipar que la recuperación de consumo se dará finalmente en este segundo semestre del año.

Así lo aseguró el vicepresidente de la consultora económica Claves, Henry Lubel, quien explicó que "hay algunas medidas un tanto paliativas que pueden ayudar a salir de un escenario de caída de ingresos y de consumo, pero además el indice de confianza del consumidor orienta en el mismo sentido".

Es que el indicador que elabora mensualmente la Universidad Di Tella marcó en junio un crecimiento de las expectativas del 11,2% y se convirtió en el segundo mes consecutivo de mejora, luego de que en mayo el estudio reflejara un incremento del 6%.

"Está corroborado que este indicador anticipa con un mínimo margen de error el crecimiento del consumo de los meses siguientes al estudio, ya que cuanto más confiado está el consumidor más probable es que se registre una recuperación del mercado" explicó Lubel en diálogo con Télam.

Tras un prolongado contexto recesivo que se arrastra desde mediados del año pasado, "es de esperar una cierta mejora del consumo en los próximos meses, no a tasas chinas, pero sí que deje de caer y con leve mejora en especial hacia fin de año", explicó el analista.

Lubel destacó que la primera variable de recuperación ya está consolidada con el incremento de las exportaciones por una mejora de la competitividad atada al tipo de cambio, con la consecuente mejora de la balanza comercial.

Pero hacia el mercado interno "lo primero que reaccionará es el consumo vinculado con los sectores de medianos ingresos que incrementan su demanda de alimentos, bebidas, medicamentos, limpieza y productos de almacén en general", anticipó el economista.

"Este sector que había dejado de consumir como lo hacía en el primer semestre del año pasado va a aumentar rápidamente su demanda, y luego se debe esperar un incremento en el segmento de bienes durables de consumo como automotores, motos, muebles o electrodomésticos", todos apalancados por medidas de incentivo, agregó.

Finalmente, Lubel comentó que las deudas contraídas por las familias para enfrentar lo más duro de la crisis "no se avizora como un freno" a la recuperación del consumo.

"No va a afectar tanto porque la mora del sistema sigue siendo relativamente baja, ya que en niveles pre crisis se ubicaba en 2 a 2,5% en créditos personales o tarjetas de crédito, y ahora está en torno al 5%, que si bien es un crecimiento considerable está muy por debajo en una comparación internacional", aseguró. (Télam)