economia

A 108 años del Grito de Alcorta, ex presidentes de FAA repasaron la protesta histórica

Por Agencia Télam

24-06-2020 06:30

Los ex presidentes de la Federación Agraria Argentina (FAA) Eduardo Buzzi y Pedro Peretti repasaron la historia de la rebelión agropecuaria conocida como Grito de Alcorta, de la que mañana se cumplen 108 años, y ubicaron a la expropiación y recuperación de la cerealera Vicentin dentro de las luchas para favorecer el interés de los pequeños productores.

"El Grito de Alcorta resulta de la voluntad colectiva de miles de chacareros gringos en condición de precariedad y pobreza, y que inspirados en una huelga de los trabajadores ferroviarios de 1911, entendieron la pobreza a la que los sometían los dueños de la tierra, los intermediarios en los alquileres de las tierras y los rameros generales", indicó Buzzi en diálogo con Télam.

El Grito de Alcorta fue una protesta y rebelión de los pequeños y medianos productores arrendatarios y subarrendatarios del sur de Santa Fe ante el ahogo económico que suponía los elevados pagos por los alquileres de los campos a la oligarquía terratenientes, las condiciones de comercialización de su producción y la situación de pobreza que gran parte de ellos atravesaba.

Así, el 25 de junio de 1912, en la localidad santafesina de Alcorta, se congregó un gran número de productores en la Sociedad Italiana del pueblo, en la que se declararon en huelga e intimaron a los terratenientes a aceptar que el pago del alquiler de las tierras no superara el 25% del valor de la cosecha.

También exigieron que los contratos de arrendamientos tuvieran una duración de más años y que se permitiera comercializar la producción libremente.

Tiempo después, esta protesta sería el puntapié inicial para la creación de la Federación Agraria Argentina.

"Fue una huelga que termina triunfante, que logra bajar los precios, los niveles de arrendamientos y que establece también la posibilidad de organización de los que hasta ahí estaban dispersos, y esa organización crea a una vigorosa Federación Agraria", comentó Buzzi.

"Hoy nos toma este aniversario del Grito de Alcorta con muchas de aquellas premisas inconclusas. Seguimos sin una Ley de Arrendamiento. Seguimos con el latifundio como amo y señor de nuestras explotaciones agropecuarias. Seguimos con cada vez menos productores agropecuarios y cada vez terratenientes más grandes", consideró, en tanto, Peretti.

Para el ex dirigente es necesario "hacer un nuevo Grito de Alcorta que tenga que ver con la soberanía y seguridad alimentaria de la Nación".

"Hoy, más que nunca, parte de esa batalla comienza a darse por la expropiación de Vicentin, y espero que nuestro gobierno pueda llevar a buen término, a buen puerto, esa necesidad imperiosa que tiene la Argentina de una empresa testigo en el comercio de granos y que ayude a la soberanía y seguridad alimentaria de la Nación", concluyó.

Por su parte, Buzzi remarcó la necesidad de que Vicentin "no termine en manos extranjeras, consolidando un sistema de monopolio que finalmente se carteliza para perjudicar productores y para generar grandes ganancias ellos".

"Así que uno de los ecos de aquel Grito de Alcorta en este presente, 108 años después, puede ser parte de la solución del problema de Vicentin junto a la voluntad del Estado nacional y de Santa Fe", concluyó. (Télam)