economia

4 claves para calcular una cotización de servicios de traductor autónomo

Más detalles en la nota.

Por Redaccion GLP

19-11-2020 05:29

Si te estás iniciando en el mundo de la traducción o quieres expandir tus alas y comenzar a desempeñarte como traductor autónomo, una de las principales dudas que pueden surgir al momento de ofrecer tus servicios se trata de cómo calcular el precio de una traducción.

Para realizar una cotización es importante valorar algunos criterios que van a ser de gran utilidad para ofrecer una tarifa de servicios de redacción que realmente cubra tus expectativas y te permita empezar a vivir de este oficio.

¿Cuáles aspectos se deben tener en cuenta para realizar una cotización de servicios de traducción?

 

Aunque algunos profesionales de la traducción tienen sus fórmulas secretas para calcular el valor de su trabajo, siempre existen algunos aspectos que son esenciales para realizar los cálculos de una cotización con la que se dignifiquen los servicios de traducción de un profesional autónomo.

Los siguientes consejos pueden ser de mucha ayuda para quienes comienzan a dar sus primeros pasos en este oficio y necesitan hacer cotizaciones traducción.

1.      Estudiar el texto que se traducirá

 

Antes de hacer una cotización se debe estudiar detalladamente el texto original del que se hará la traducción, por lo que es importante que el cliente facilite un documento original que pueda ser valorado de manera minuciosa.

De esta forma, se podrán contar las palabras con exactitud y valorar la calidad del documento a traducir, es decir, si las palabras se encuentran segmentadas adecuadamente, así como la dificultad del texto, teniendo en cuenta si este es de un área del saber técnica o que amerite de conocimientos de terminologías y expresiones especializadas o se trata simplemente de un texto de fácil interpretación.

Además, también pueden presentarse situaciones en las que los documentos tengan variaciones dialectales que precisan de un mayor trabajo intelectual por parte del traductor.

2.      Revisar el formato del documento

La revisión del formato del documento a traducir es otro aspecto en el que debe hacer hincapié este profesional, por lo que es recomendable que verifique en qué formato viene, valorando algunos aspectos como si este texto se encuentra en una versión de Word que sea compatible con la que tenga este profesional o incluso, si el cliente ha solicitado el uso de un programa como Trados o TagEditor.

En el caso de que el cliente envíe el archivo en formato Pdf, lo más recomendable es que se le pida que lo comparta en una versión de Word y si se amerita de hacer una maquetación, este trabajo debe tener un costo extra al de la traducción.

3.      Incluir gastos de transporte, desplazamiento o correo

Todos los gastos de transporte o desplazamiento que se realicen para cumplir con el servicio de traducción deben incluirse dentro del presupuesto de estos servicios, añadiendo incluso el tiempo que estos pueden hacer perder y si se solicita el apoyo de un tercero, también debe incluirse en esta cotización.

4.      Colaboración de terceros

Cuando el servicio de traducción amerite de la contratación de otros especialistas de la traducción o incluso de revisores, asesores o maquetadores, es importante que estos costos se añadan en el valor de la cotización, por lo que no se debe pedir menos de lo que estos profesionales van a solicitar como pago de sus honorarios profesionales.

Por otra parte, si deseas dar a conocer tus servicios en la web, puedes trabajar a través de plataformas como Protranslate, donde siempre se requiere de la colaboración de los mejores profesionales en la traducción.

En conclusión, para realizar una cotización de servicios de traducción, esencialmente hay que tomar en cuenta el trabajo intelectual que este tipo de labores demanda y todo lo que concierne a gastos por el uso de equipos, herramientas e instalaciones requeridas para hacer la respectiva traducción