deportes

Vicejefe de gobierno porteño, Santilli, recorrió el autódromo Oscar y Juan Gálvez con Traverso

Por Agencia Télam

28-07-2020 08:00

El Vicejefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Diego Santilli, recorrió hoy el autódromo Oscar y Juan Gálvez y destacó que el automovilismo es “mucho más que un deporte, es una industria que da trabajo a mucha gente”, en el marco de la visita al coliseo capitalino guiado por el presidente de la Asociación Argentina de Volantes (AAV), el ex piloto Juan María Traverso.

Santilli y Traverso recorrieron las instalaciones del autódromo de Buenos Aires Oscar y Juan Gálvez, donde revisaron los equipos a utilizar en la prevención del Covid-19 y ultimaron detalles de los protocolos desarrollados para el funcionamiento del predio, que permitirá poner en marcha el plan de reactivación del automovilismo.

De la recorrida también participó Diego Mesa, integrante de la Comisión Deportiva Automovilística (CDA) del ACA, y el objetivo es reabrir el autódromo durante la fase 2 del plan gradual de puesta en marcha de la Ciudad en fecha a definir, de acuerdo a la evolución de la pandemia y la situación sanitaria.

"El automovilismo es mucho más que un deporte, es una industria que da trabajo a mucha gente no sólo en la Ciudad, sino también en el interior. Por eso es importante realizar un trabajo serio que permita su puesta en marcha lo antes posible, pero siempre y cuando las condiciones sanitarias lo permitan y priorizando la salud de la gente" sostuvo Santilli.

Para Santilli, el deporte motor, por su popularidad y tradición, en el país está “posicionado en segundo lugar detrás del fútbol e impacta directa e indirectamente en 55 mil familias argentinas, por un total de 7.130 millones de pesos anuales".

Los equipos técnicos del autódromo porteño vienen trabajando hace meses con las distintas categorías y referentes del automovilismo en el desarrollo de protocolos para ser presentados a las autoridades correspondientes, a fin de permitir volver a la actividad de forma segura cuando las circunstancias lo permitan.

Los encargados de proponer y aplicar el protocolo de seguridad sanitaria es la mutual de pilotos de la Asociación Argentina de Volantes (AAV), que brinda servicios médicos de urgencia en competencias automovilísticas y la CDA estará involucrada en la aprobación de los mismos, además de las autoridades sanitarias.

En cuanto al alcance de los protocolos, durante una primera etapa su apertura contempla sólo pruebas de pista, pero sin competencias.

Todo el personal sanitario a cargo del operativo estará provisto de un kit conformado de alcohol en gel, jabón para manos, toallas, guantes descartables, bolsas plásticas para residuos y cloro, entre otros productos de higiene. Los agentes estarán uniformados con mameluco overol impermeable, cubrebocas y máscaras reglamentarias.

Dichos uniformes pasarán por operativo sanitizante diariamente, que consiste en desinfecciones, una hora antes del inicio de la actividad, mediante pulverizadores equipados con agua clorada.

Toda persona que ingrese al predio deberá hacerlo con cubreboca y se le tomará la temperatura, y además pasará por un proceso de desinfección de zapatos (con rociador y sobre una superficie embebida en líquido).

Una vez superados los anteriores ítems se proveerá una pulsera identificatoria para ingresar, se unificará el acceso y todos los vehículos deberán pasar por el ingreso habilitado, mientras que habrá un segundo ingreso a través del túnel peatonal donde se implementará un sistema sanitizante.

El personal a cargo de la acreditación estará equipado con los elementos pertinentes y contará con una mampara divisoria, mientras que habrá un espacio específico para casos sospechosos, que deberá ser un lugar de aislamiento.

El protocolo para las carreras contempla la descentralización de la zona de boxes, que será sólo para los integrantes esenciales de los equipos de competición, donde no podrán estar más de 5 personas por auto de carrera (piloto incluido).

En el sector estará prohibida la permanencia de camiones, motorhomes y casillas, limitando el cupo a un vehículo por equipo, mientras que todo el despliegue del equipamiento se trasladará a un lugar distinto, más amplio, denominado “zona 1”, que es donde funcionaba un estacionamiento para el público.

También se fijaron máximos de personas en los distintos sectores interiores según su amplitud para asegurar un mínimo de 2 metros entre personas.

En la Sala de Prensa el máximo será de 20 personas, en la torre de cronometraje y en el Race Control no habrá más de cinco, mientras que a la ceremonia del podio sólo podrán asistir los tres pilotos vencedores más dos autoridades y todos deberán usar barbijos de manera obligatoria.

El servicio de gomería será provisto únicamente en las instalaciones previstas para tal fin, prohibiendo el acceso a servicios móviles externos. Funcionará bajo un sistema de take away, entregando la mercadería y retirándose.

(Télam)