deportes

Túnez y Costa de Marfil sufren pero se clasifican a cuartos de la Copa Africana

Por Agencia Noticias Argentina

08-07-2019 08:15

En el fútbol el que más controla el juego no siempre se lleva la victoria. Túnez y Costa de Marfil sellaron este lunes su pase a cuartos de final de la Copa de África-2019, a pesar de verse dominados por Ghana y Malí respectivamente. Las Águilas de Cartago se clasificaron por tercera vez consecutiva a cuartos de final de la CAN, donde se encontrarán con Madagastar, que derrotó a Congo en penales. Túnez logró el último billete para los cuartos de final de la Copa de África al derrotar en penales a la Ghana del Atlético Thomas Partey (1-1; 5-4) en Ismailía. El combinado norteafricano se adelantó por medio de Taha Khenissi (73), pero un gol de cabeza en propia puerta de Rami Bedoui en el tiempo añadido llevó el partido a la prórroga (90+2)

Tras mantenerse el resultado en la media hora de prórroga, los dos equipos dirimieron el pase desde los once metros. El arquero Farouk Ben Mustapha, que entró Ex profeso en lugar de Mouez Hassen, detuvo el lanzamiento de Caleb Ekuban y llevó a su equipo a cuartos. Ampliamente dominados en el partido por los ghaneses, semifinalistas de la última edición, los tunecinos lograron su primera victoria en esta CAN luego de tres empates en la primera fase. - Elefantes siguen vivos - ============================ Horas antes, en Suez, pese a no gozar del control del partido, Costa de Marfil derrotó 1-0 a Malí merced a un gol de Wilfried Zaha, este lunes en octavos de la Copa de África, en Suez, citándose con Argelia en cuartos. Suplente en los dos primeros partidos, y titular ante la presión mediática y popular, Zaha es uno de los rostros más conocidos del equipo marfileño, que no acaba de mostrar una buena imagen en el torneo egipcio. El goleador del Crystal Palace aprovechó un error de Youssouf Koné para anotar su segundo gol en la competición (76) y ofrecer a su país el pase entre los ocho mejores del continente. Un caso contrario al de Argelia, su próximo rival el jueves, que impresiona en el país de los Faraones desde hace tres semanas. Los Elefantes alcanzaron la final en dos de las tres últimas ocasiones que superaron la fase de grupos, con un título en 2015

Malí, por su parte, sólo conserva entre sus titulares a un jugador presente en su epopeya de 2013, Molla Wagué, cuando lograron la medalla de bronce. Pero los marfileños, ganadores de la CAN en 1992 y 2015, no pasaron de la primera fase en la última edición, y fracasaron al no clasificarse para el Mundial-2018. "Vamos a saborear nuestra victoria, no fue sencilla ante un buen equipo de Malí. Seguimos en competición, se trata de jugar siete partidos. Hemos jugado cuatro, nos quedan tres", declaró el seleccionador marfileño Ibrahim Kamara. "Controlamos perfectamente el juego, creamos muchas ocasiones, pero nos faltó finalización hoy", indicó su homólogo de Malí Mohamed Magassouba. AFP-NA (Noticias Argentinas)