deportes

River y Central Córdoba, los extremos en un mercado devaluado

Por Agencia Télam

29-10-2020 03:00

River Plate y Central Córdoba fueron los dos extremos del devaluado mercado de pases del fútbol argentino, en la previa del inicio de la Copa de la Liga Profesional ya que uno no tuvo altas y el otro sumó casi veinte refuerzos.

El equipo dirigido por Marcelo Gallardo no sumó ningún refuerzo -salvo el retorno del paraguayo Jorge Moreira- durante los siete meses de receso por la pandemia de coronavirus, mientras que el equipo santiagueño cambió casi todo el plantel con la llegada de 19 incorporaciones.

El "Millonario", sin embargo, se desprendió de dos figuras como el defensor Lucas Martínez Quarta (a Fiorentina, de Italia) y el colombiano Juan Fernando Quintero (al fútbol chino) por cifras importantes.

En un mercado de pases devaluado por la crisis económica, la mayoría de los clubes optaron por depurar planteles y liberarse de contrato elevados: a la hora de incorporar, buscaron jugadores libres.

Así fue el caso de Boca Juniors que, a pesar de recibir dinero por la venta del cordobés Emanuel Reynoso a Estados Unidos, se centró en mantener la base del equipo campeón y se reforzó con tres jugadores a préstamo.

El colombiano Edwin Cardona arregló a préstamo sin cargo y con opción de compra, mientras que Javier García y Diego González llegaron con el pase en su poder tras desvincularse de Racing Club.

De los clubes grandes, Independiente fue el que registró el receso más movido ya que tuvo una fuerte depuración del plantel -con conflictos de por medio- y fue uno de los pocos que desembolsó dinero para los refuerzos.

La dirigencia del "Rojo" gastó aproximadamente un millón de dólares para comprar la mitad del pase del uruguayo Federico Martínez, más los cargos de los préstamos del arquero Sebastián Sosa y Ezequiel Muñoz.

Su clásico y vecino, Racing Club, tuvo un modesto mercado ya que si bien sumó un jugador internacional como el paraguayo Lorenzo Melgarejo no pagó cargo por el préstamo, ya que llegó libre de Spartak de Moscú.

San Lorenzo también apostó por un jugador con trayectoria internacional como el delantero Franco Di Santo, quien llegó libre de Atlético Mineiro, de Brasil, y firmó un contrato por tres años.

El resto de los clubes siguieron el mismo camino: poca erogación de dinero y operaciones a préstamo con o sin cargo.

Los pocos que gastaron fueron Vélez Sarsfield, Defensa y Justicia, Estudiantes de La Plata y Talleres de Córdoba.

El "Fortín" pagó un cargo por el préstamo de Juan Martín Lucero y también le compró a Racing el 40% de los derechos económicos de Ricardo Centurión.

Los de Florencio Varela, en tanto, gastaron para adquirir parte de las fichas de Marcos Ledesma, arquero de Quilmes; Emanuel Brítez, defensor de Rosario Central; y también para asegurarse la continuidad de los defensores David Martínez (compro la mitad del pase a River) y Juan Gabriel Rodríguez (ejecutaron la opción de compra acordada con Fénix).

El "Pincha" pagó una suma por el préstamo del delantero Leandro Díaz, de Atlético Tucumán, mientras que Talleres depositó cerca de un millón de dólares por el pase del juvenil defensor ecuatoriano Piero Hincapié.

El club cordobés, a su vez, fue uno de los que más dinero recibió por transferencias ya que vendió a Nahuel Bustos, Facundo Medina y Andrés Cubas.

En este rubro, Lanús también fue protagonista dado que concretó las transferencias de Marcelino Moreno (a Atlanta United de la MLS) y Lautaro Valenti (préstamo con obligación de compra).

Vélez también obtuvo divisas por las ventas de Álvaro Barreal (a Cincinnati de la MLS), Braian Cufré y Lucas Robertone, a Mallorca y Almería, de España, respectivamente.

Godoy Cruz se desprendió de Juan Brunetta, quien pasó a Parma, de Italia, que en un año le pagará cerca de seis millones de euros por el pase. (Télam)