deportes

La sentencia de Messi a Setién puso al Barcelona ante una situación muy compleja

Por Agencia Télam

17-07-2020 02:15

El diagnóstico que realizó el astro argentino y capitán del Barcelona, Lionel Messi, tras la última derrota de su equipo y la consagración del Real Madrid como campeón de LaLiga española, supuso una sentencia para el DT Quique Setién y obligó hoy al club catalán a convocar una reunión para definir el futuro en una situación muy compleja.

No está clara la continuidad del DT al frente del equipo, pero la decisión de relevarlo cuando falta menos de un mes para que se dispute la fase final de la Champions League en Lisboa- del 12 al 23 de agosto- tampoco se presenta como una buena solución.

A menos que la cúpula directiva del FC Barcelona tenga claro quién podría sustituirlo -hace unos meses sonó la opción del DT del Barça B, Francisco Javier García Pimienta, como un "punte" antes del aterrizaje de Xavi Hernández-, todo apunta a la salida de Setién no será inmediata.

Está claro que el DT cántabro perdió autoridad a los ojos del indiscutido Leo Messi, quien, además, hace unas semanas desató un huracán al trascender que había paralizado las negociaciones para renovar su contrato con el Barça, equipo al que lo une una historia de éxitos que hace un tiempo comenzó a virar.

El presidente del FC Barcelona, Josep María Bertomeu, presenció anoche desde el palco del Camp Nou la debacle del conjunto azulgrana, que cayó por 1-2 el Osasuna y vio como su eterno rival, el Real Madrid, se hacía con el título de LaLiga.

El golpe, doloroso, subrayó el declive del Barcelona, que ya no tiene dificultades puntuales, sino que se mostró irreconocible, incluso para Messi, su capitán y figura estrella, artífice de los años más gloriosos del club de las últimas décadas.

“No esperábamos y no queríamos terminar de esta manera, pero este partido marca como fue todo el año: un equipo irregular, débil, al que le ganan por intensidad y por ganas", dijo Messi a la TV al término del fatídico duelo.

Consciente de que sus palabras siempre pueden desencadenar una tormenta en el Barcelona, el astro alzó la voz y envió un mensaje contundente tanto contra el DT como la cúpula directiva, sin obviar la autocrítica.

"El Madrid hizo lo suyo, desde el parón (por el coronavirus) hasta ahora no perdió ningún partido, y tiene mucho mérito, pero nosotros pusimos de nuestra parte para que la Liga se la lleven ellos. Perdimos muchos puntos que no deberíamos haber perdido", explicó.

"Tenemos que hacer una autocrítica global, empezando por los jugadores", prosiguió el capitán, para luego añadir que "somos el Barça y estamos obligados a ganar, a mirar por nosotros y no el rival”.

Con estas palabras Messi volvió a incidir en que el problema está en el proyecto deportivo, minimizando factores externos como el mal uso del VAR o injusticias arbitrales, argumentos esgrimidos en ocasiones por Bartomeu.

“Ya dije tiempo atrás que jugando así no ganaríamos la Champions y no nos ha alcanzado ni para la Liga", lanzó Leo ante los micrófonos.

"Si queremos pelear por la Champions vamos a tener que cambiar muchísimo, sino el partido frente al Napoli lo vamos a perder", apuntó el astro, para quien el Barça "dejo mucho que desear en muchos partidos".

Con público en el Camp Nou, la derrota ante el Osasuna hubiese sido un escándalo.

La contundencia de Messi no deja mucho margen ni al DT ni a Bartomeu, quienes se reunieran hoy en una cumbre de urgencia, según informaron los diarios Sport y Mundo Deportivo.

La relación de Messi con Bartolomeu y su equipo directivo se deterioró en el último tiempo, como quedó en evidencia tras la destitución de Ernesto Valverde y el desembarco de Setién, cuando el astro también pidió autocrítica.

Luego estalló el "Barçagate", escándalo en torno a una empresa que "posteaba" mensajes para proteger a Bartomeu y criticar a figuras como Messi y Gerard Piqué; y finalmente, el episodio sobre el recorte salarial de los jugadores durante el coronavirus, en el que el astro acusó al club de filtrar informaciones falsas.

Messi está convencido de que el cambio de rumbo tiene que ser radical, pero no se da aún por vencido

"La gente se está quedando sin paciencia y es normal", dijo el crack refiriéndose a los hinchas del Barcelona.

A pesar de ello, el capitán puso sus esperanzas en la competición europea: "tenemos que pensar en la Champions, que es una competición de cero, que nos puede dar un título que todos deseamos", subrayó. (Télam)