deportes

La Boca cumple 150 años: Riachuelo, tango, color y fútbol

Por Agencia Noticias Argentina

22-08-2020 12:30

En el marco de una pandemia mundial de coronavirus que brinda un panorama inusual y desolador a sus calles, el barrio porteño de La Boca cumplirá mañana 150 años, un cincuentenario marcado por el tango, el fútbol, el Riachuelo y sus coloridas casas. Sin turistas ni visitantes; sin el color futbolero que se produce cada vez que abre la Bombonera; sin parejas de tango bailando en sus veredas, sin arte, sin su colorido habitual a causa de la epidemia de Covid-19. Casi en silencio, pero con el entusiasmo y la actitud a pleno, este domingo a las 11:00 en la Plaza de Los Suspiros, en la esquina de Caminito, vecinos e integrantes de las fuerzas vivas del barrio (Museo Benito Quinquela Martín, Fundación Andreani, Bomberos Voluntarios de Vuelta de Rocha, Fundación PROA, Mutual de ex jugadores de Boca Juniors y comerciantes) realizarán un homenaje para conmemorar el aniversario de uno de los barrios más característicos de la Ciudad.

Protocolos de por medio, se llevará adelante el descubrimiento de una placa, se entonará el himno nacional y se escuchará la clásica sirena de los bomberos como mensaje para los oídos de tantos boquenses que hubiesen querido formar parte de la actividad y el virus lo impidió. El 23 de agosto de 1870 el barrio alcanzó su propia autonomía al crearse el Juzgado de Paz de "La Boca del Riachuelo", designándose como juez a don Sebastián Casares. Por ese motivo, y en virtud de un proyecto impulsado por el entonces diputado José Palmiotti, el Gobierno porteño instituyó a esa fecha como el "Día de La Boca" por la ley 944, sancionada el 5 de diciembre de 2002 por la Legislatura de la Ciudad.

Todo surgió durante la segunda mitad del siglo XIX: el fútbol y sus dos grandes y más populares escuadras River Plate -que se mudó de barrio- y Boca Juniors, que sigue reinando al latido de la Bombonera de la Ribera; la típica gastronomía xeneize; la pizza de cancha, el fainá, los strascinatti al pesto que hicieron las delicias de propios y extraños; los carnavales con sus murgas y las fiestas religiosas; Caminito y su teatro al aire libre y las cantinas de la calle Necochea forman parte de su historia, entre otras particularidades. Y desde aquel margen del Riachuelo, en medio de casas de madera y chapa, se convirtió en el barrio de mayor nombradía de Buenos Aires y Argentina en todo el mundo, que dio lugar a la pintura y las bellas artes en general de la mano, entre tantos, de Benito Quinquela Martín o Fortunato Lacámera; el tango con Juan de Dios Filiberto o Francisco Canaro y el mítico dúo Carlos Gardel-José Razzano, en Olavarría y Brown.

"La Boca es pasión, alegría, solidaridad, fraternidad", aseguró Palmiotti, que nació, se crió y vive en el barrio. Hijo de inmigrantes italianos que arribaron a ese rincón de la Ciudad para dar el puntapié inicial y su identidad a lo que hoy es La Boca recordó que desde hace 20 años (por las obras realizadas) las inundaciones que castigaban a la zona ya son un triste recuerdo, como pronto esperan sus vecinos y los argentinos que ocurra con la pandemia de Covid-19. "Parafraseando a Jorge Luis Borges, La Boca es eterna", concluyó Palmiotti. Soc/EFR/PT NA