deportes

Inglaterra, campeona del mundo de críquet: por fin reina en su deporte

Por Agencia Noticias Argentina

14-07-2019 08:15

Inglaterra logró por fin su primer título de campeona del mundo de críquet, este domingo en Londres, tras una final llena de suspense frente a Nueva Zelanda, convirtiéndose en reina de su deporte después de haber perdido tres finales. Pero la victoria fue difícil, estresante y desgastante para los nervios de los jugadores, y sobre todo para los aficionados ingleses presentes en el Lords, el templo del críquet en Londres, así como para aquellos que estaban frente a la pantalla gigante de Trafalgar Square de la capital británica. "Mi corazón todavía late con fuerza. Es el trofeo más importante que he ganado, gracias a esta gran banda de amigos, una familia", afirmó el jugador inglés Jofra Archer. "Es absolutamente magnífico. No puedo creerlo. Lo hemos hecho

Nos hace mucho bien", señaló el capitán Eoin Morgan. Su camarada Ben Stokes no pudo reprimir las lágrimas. "Estoy sin voz. Todo este duro trabajo durante cuatro años ha dado sus frutos. Me vienen sentimientos increíbles. No pienso que pueda haber un partido mejor de críquet en la historia", afirmó. Archer, Stokes y sus compañeros, grandes favoritos y apoyados por todo un pueblo, tuvieron una dura resistencia por parte de los neozelandeses, sorpresivos finalistas tras su victoria frente a India en semifinales

No solo el partido terminó empatado tras las 600 bolas reglamentarias, sino que en la prolongación tampoco hubo vencedor

Se necesitó recurrir a una regla específica de tie-break para que Inglaterra fuera coronada, gracias a un mayor número de golpes ganadores. Tras su tres derrotas en finales frente a West Indies (Antillas) en 1979, Australia en 1987 y Pakistán en 1992, Inglaterra logra por fin ser "reina" de uno de sus deportes. Para Nueva Zelanda, la historia se repitió: derrotada en la final de 2015 por Australia, pudo plantar cara a Inglaterra en 2019. La Copa del Mundo de críquet se disputa bajo una forma corta de juego, llamada "One Day International", en que los partidos son limitados a 300 bolas lanzadas por cada equipo, equivalente a una jornada sobre el terreno

Un partido con el sistema tradicional puede durar de cuatro a cinco días. AFP-NA (Noticias Argentinas)