deportes

Gallardo volvió a ordenar ejercicios con pelota pero no dejó indicios del equipo

Por Agencia Télam

16-01-2020 09:00

El entrenador de River Plate, Marcelo Gallardo, volvió a trabajar con pelota y ejercicios posicionales pero no dio pistas del equipo que el domingo enfrentará a Independiente por la fecha pendiente de la Superliga que se jugará en Avellaneda.

Gallardo debe hacer tres cambios obligados del habitual equipo titular porque tiene suspendidos a Lucas Martínez Quarta y Nicolás de la Cruz y por qué aún no se sabe quién ocupará el lugar de Exequiel Palacios.

Por otro lado sigue siendo una incógnita quienes serán los delanteros, ya que en el amistoso ante Nacional, de Montevideo, utilizó a las dos duplas ofensivas cambiadas, ya que arrancaron Ignacio Scocco y Rafael Santos Borré y luego ingresaron Lucas Pratto y Matías Suárez.

También en cierto momento del partido amistoso ensayó un movimiento táctico inédito al ubicar a Milton Casco de volante interno izquierdo y a Fabricio Angileri de lateral por ese costado, saliendo del equipo Juan Fernando Quintero, por quien hoy River rechazó cualquier posibilidad de ser transferido a préstamo a Genoa, de Italia.

Las chances y variantes son muy diferentes, pero por ahora se sabe que los titulares que no se tocan y van a jugar seguro serán Franco Armani, Gonzalo Montiel, Javier Pinola, Milton Casco, Enzo Pérez, Ignacio Fernández y Rafael Santos Borré.

Los que faltan para completar el equipo titular que recién se conocerán horas antes del partido salen de los siguientes nombres: Scocco o Suárez, Ferreira, Ponzio, Casco o Ferreira y Paulo Díaz o Robert Rojas.

El plantel se entrenó esta tarde en el predio de Ezeiza con aceras aeróbicas y ejercicios posicionales por grupos con pelota en espacio reducido, y mañana se sabrá, luego de la conferencia de prensa, la lista de los concentrados que quizá resuelva algunas incógnitas.

River se concentrará el sábado a la tarde en el Monumental, luego de los trabajos de pelota parada, y el domingo, sí le gana a Independiente será uno de los punteros de la Superliga junto a Argentinos Juniors.

En otro orden, aún no se apagaron los ecos de la salida intempestiva, por patria potestad, de una de las "joyitas" de las inferiores "millonarias" como lo era Tiago Geralnik, un chico de 16 años recién cumplidos que por decisión de sus padres partió hacia Villarreal, de España, en los últimos días.

Geralnik, que es enganche y jugaba en la séptima división riverplatense, ya vistió la camiseta de las selecciones argentinas sub 16 y 17, e inclusive Gallardo ya había posados los ojos sobre él, pero los dirigentes esperaron a que cumpliera 16 años para hacerle un primer contrato y ahora eso es tarde, por lo que a River podrían quedarle a lo sumo 100.000 dólares por derecho de formación como todo resarcimiento.

Geralnik llegó a Núñez procedente de ADIUR (Rosario), club filial de Villarreal en la Argentina, y ahora emigrará a España junto a su familia porque sus padres decidieron radicarse allí, en una decisión que ya es irreversible, y en River hubo decepción y malhumor por esta partida.

Este hecho es parte de un efecto cascada que suele producirse cada principio de año, ya que por ejemplo Boca Juniors también está viviendo un episodio similar con el zaguero, de 18 años, Santiago Ramos Mingo, al que la dirigencia "xeneize" demoró en firmarle el primer contrato y en las próximas horas se sumará a otro equipo español, el Barcelona, para jugar en el equipo B. La sangría continúa y los grandes no están exentos de ella. (Télam)