deportes

El serbio Novak Djokovic define como una tragedia la contaminación del aire en Australia

Por Agencia Télam

19-01-2020 10:15

El último campeón del Abierto de Australia, el serbio Novak Djokovic, definió como "una tragedia" los problemas de contaminación que enfrenta el país oceánico debido a los incendios forestales a lo largo de su territorio.

“Es una tragedia para Australia. Fue triste ver a algunos jugadores y alcanza pelotas colapsar en la cancha. Realmente no es agradable ver a tanta gente sufrir las consecuencias de una gran fuerza que es difícil de detener. A veces, la naturaleza nos muestra cuán insignificantes somos para ella”, resaltó el número dos del tenis mundial durante la conferencia de prensa.

A pesar de las complicaciones que hubo en las rondas clasificatorias, en el que la eslovena Dalila Jakupovic abandonó su partido debido a las dificultades para respirar, el seis veces campeón del certamen se mantuvo optimista de cara al resto de las jornadas: “Los últimos tres días han sido realmente buenos, aire fresco, es como si nada hubiera pasado. Si eso se va a quedar o no, no lo sabemos. Los incendios aún continúan. Esperemos que no por el bien de todos”.

De todos modos, la organización del primer Grand Slam del año realizó una serie de cambios en la política del torneo, luego de recibir críticas de varios jugadores por la dificultad para respirar.

En ese sentido, se activó el programa de "Calificación de calidad del aire", que consiste en el análisis de las concentraciones de contaminantes sobre la atmósfera de Melbourne Park y en particular, la calificación de partículas finas (PM2.5).

Para ello, se instalaron estaciones de monitoreo que procesan y cuantifican las medidas en la calificación de calidad del aire. Si esa calificación de partículas en suspensión supera los 200, los partidos serán suspendidos.

Djokovic, quien hace unos días planteó la posibilidad de trasladar o, incluso, suspender el Grand Slam, tomó una postura más cautelosa en esta oportunidad, justificando que Melbourne en ese momento era “la ciudad más contaminada del mundo”.

“Este torneo tendría muchos problemas si tuvieran que cancelar los partidos. Por suerte tienen tres canchas cerradas con el techo. Esperemos que lo peor haya quedado atrás”, concluyó. (Télam)