deportes

El Barcelona se aferra a Messi y confía en que la crisis mundial del coronavirus evitará su salida

Por Agencia Télam

22-08-2020 02:45

El flamante técnico del Barcelona, Ronald Koeman, lo dejó claro, y los directivos del club catalán también: el astro argentino Lionel Messi es la pieza angular del proyecto de renovación y no está en venta, lo que dificulta su eventual salida en la actual coyuntura de crisis económica.

Además, la prioridad de la cúpula directiva sigue siendo lograr vender a varios jugadores para hacerse con liquidez para comprar a Lautaro Martinez, del Inter de Milán, con quien Messi podría formar una dupla explosiva para volver a ilusionar a todo el barcelonismo.

La frase "me veo más fuera que dentro del Barça", que Messi le dijo a Koeman en la reunión que mantuvieron el jueves último, confirmó el enojo y malestar del capitán y máxima estrella del conjunto culé, pero difícilmente pueda traducirse en una imagen fiel a la realidad.

Messi pudo rescindir su contrato a mitad de este año, cuando las cosas ya no iban bien para el Barcelona, quedándose con su carta de libertad para negociar con quien quisiera y no lo hizo.

No obstante, la traumática eliminación de la fase final de la Champions League en Lisboa por 8-2 ante el Manchester City, hizo que el capitán argentino se replanteara su continuidad en el Barça, aunque él mismo es consciente de que no tiene muchas posibilidad de salir en el actual contexto.

El presidente del Barcelona, Josep María Bartomeu, quien perdió al brasileño Neymar, no va a dejar que la máxima figura y mito de la historia culé se marche teniendo contrato en vigor hasta junio de 2022.

El directivo catalán sabe además que en la actual situación económica mundial por la crisis del coronavirus, con la mayoría de los grandes clubes golpeados en sus finanzas por la ausencia de ingresos por el cierre de los estadios, se hace prácticamente prohibitiva una operación para lograr que Messi abandone el club, ya que implicaría el desembolso de 700 millones de euros por su cláusula, más el sueldo de más de 50 millones de euros anuales.

En menos de un año, si el astro argentino sigue con la intención de irse del club catalán, entonces podrá hacerlo libremente, con lo que existen pocas chances de que ahora mismo un club se disponga a pagar su traspaso multimillonario.

Tanto Bartomeu como Koeman manifestaron sin dejar margen para la duda que Messi es intransferible mientras esté atado a su contrato, lo que no evita que comiencen a surgir informaciones sobre las eventuales propuestas que recibirá Messi, con el Inter de Milán en la cabeza de la lista.

Según La Gazzetta dell Sport, el conjunto italiano estaría dispuesto a ofrecer una gran cantidad de dinero -busca entre empresas y patrocinadores chinos- para fichar al astro argentino aprovechando la situación convulsa que vive en el Barcelona.

Los otro gigantes que estarían dispuestos a ofrecerse al delantero argentino son el Manchester City del DT Pep Guardiola, el París Saint Germain (PSG), y la Juventus, según la prensa catalana.

En el caso del conjunto inglés, sería el reencuentro entre Messi y Guardiola, mientras en el PSG Messi compartiría otra vez la delantera con Neymar, aunque el conjunto parisino tiene sus cuentas muy vigiladas por el "fair play" financiero, tras una investigación que se cerró en 2019 sin sanción.

La Juve, por su parte, tendría difícil pagar los contratos de Messi y Cristiano Ronaldo (35 millones de euros) juntos.

Bartomeu, sin contacto directo con Messi, dejó en manos de Koeman la relación con la máxima estrella del equipo, en busca del entendimiento entre los dos mitos del conjunto culé.

El DT neerlandés ya le transmitió a Leo los cambios que pretende llevar a cabo, entre ellos prescindir de algunas de las figuras que lo acompañaron y con los que cosechó los éxitos de los últimos años, antes de que el proyecto de agotara.

La prioridad del club sigue siendo rejuvenecer el equipo con jugadores como Lautaro Martinez, pero precisamente para ello es necesario vender jugadores, algo que será muy complejo por la coyuntura del coronavirus, con clubes sin dinero para grandes fichajes.

Bartomeu ya mencionó en una entrevista con la TV del club que los únicos intransferibles, además de Messi, son Ter Stegen, De Jong, Lenglet, Griezmann, Dembélé, Semedo.

Por omisión, en la lista de jugadores en venta quedaron figuras como Luis Suárez, Gerard Piqué, Sergio Busquets, Jordi Alba o Ivan Rakitic.

Piqué fue el único que se ofreció a "sacrificarse", para dar lugar a "sangre nueva", según dijo tras la derrota frente al Bayer. Sin embargo, Suárez sostuvo en una entrevista que publicó hoy el diario El País que estaba dispuesto a aceptar ser suplente y que quiere "seguir aportando al equipo todo lo que pueda".

Hace tiempo que el club invitó a salir a Rakitic, quien ayer celebró de forma muy especial (tirándose vestido a su piscina en vivo por TV), el título de la Liga Europa del Sevilla, equipo al que podría regresar.

Varios jugadores están recibiendo ofertas, entre ellos el chileno Arturo Vidal, que habría sido telefoneado por Andrea Pirlo, el técnico de la Juve, para convencerlo de que vuelva, según el diario La Cuarta.

En tanto, tras la llegada de Pedro y Trincao, los flamantes fichajes de Koeman, el DT del conjunto catalán parece haber puesto su ojo en Eric García, el joven central del Manchester City, por el que ofrecería 10 millones de euros, según el diario Mundo Deportivo.

En las próximas semanas habrá movimientos en el mercado, y puede que las esperanzas de Koeman para contar con Messi pasen por Lautaro, aunque Guardiola se metió también en esta puja decisiva, con el resultado aún abierto.

(Télam)