deportes

El aislamiento de Qatar, semifinalista de la Copa de Asia, que no puede tener el apoyo de sus hinchas

Por Agencia Noticias Argentina

28-01-2019 05:30

El aislamiento de Qatar en el Golfo Pérsico llega a los terrenos de fútbol en los que se disputa la Copa de Asia, para cuya semifinal del martes los Emiratos Árabes Unidos, anfitrión, no han vendido ninguna entrada a los hinchas de su rival qatarí. Desde junio de 2017 Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Baréin y Egipto rompieron todo vínculo diplomático y económico con Qatar, acusado de sostener los movimientos extremistas y de acercarse a Irán, enemigo de Arabia Saudí. Los qataríes tienen prohibido hospedarse en Emiratos Árabes Unidos y Abu Dabi ha puesto todos los medios posibles para que ningún aficionado de esta selección se infiltre en su estadio en la semifinal sorpresa de la Copa de Asia. En un mensaje publicado en Twitter, la comisión de deportes de Abu Dabi anunció que las entradas sobrantes para este partido serán donadas "a hinchas leales a Emiratos Árabes Unidos"

Largas filas de hinchas a la espera de su entrada gratuita se formaron, pero solo las personas con un documento de identidad de los Emiratos han podido obtenerlas. Esta táctica está destinada a evitar que hinchas de Omán acudan para animar a Qatar, como ocurrió en la fase de grupos en la victoria ante Arabia Saudí. - Rompecabezas diplomático - ============================ El estadio Mohamed Bin Zayed de Abu Dabi llenará sus 42.000 plazas y se entregará a la causa de los jugadores dirigidos por el italiano Alberto Zaccheroni. Pero los jugadores de Emiratos sentirán la presión: perder en casa ante el gran rival qatarí sería una "catástrofe" que completaría un triunfo de Irán sobre Japón en la otra semifinal. Ver a Qatar e Irán celebrar su clasificación puede ser un trago demasiado duro para el país anfitrión, sin hablar del rompecabezas diplomático que supondría la posibilidad de que los dirigentes de estos dos países enemigos quisieran viajar para ver la final. Qatar, que organizará el Mundial 2022, dio la gran sorpresa el viernes al eliminar a Corea del Sur y alcanzar por primera vez en su historia las semifinales de la Copa de Asia. La rivalidad regional quedó además plasmada en la retransmisión por televisión, únicamente en la cadena qatarí be Sports, prohibida en los hoteles oficiales del torneo. Sin poder entrar en el estadio, los hinchas qataríes pueden seguir el partido a distancia. Para viajar a Emiratos necesitan una autorización especial, pero no hay medios de transporte entre los dos países, por lo que deben pasar por un tercero, lo que complica seriamente el viaje. - Voy a llorar - ================== "No solo yo quiero ir al partido, hay miles de qataríes que quieren ver a su equipo", explica a la AFP en Doha Abdulrahman, ingeniero de 25 años e hincha de su formación nacional. "Claro que no iré, si voy tendré muchos problemas, es demasiado complicado", añade. "Si ganamos voy a llorar. Queremos mostrar a Emiratos Árabes Unidos que nos están frenando, causando problemas, pero que nunca pararemos", continúa. En las redes sociales no todo el mundo parece enfrentado

Numerosos hinchas de ambos equipos comparten vídeos y entrevistas de antes de la crisis de junio de 2017, cuando la gente hablaba de un Golfo Pérsico unido. "Si Qatar gana estaremos contentos, si Emiratos gana, también estaremos contentos", señala Ahmed. "Lo más importante es que la Copa sea ganada por una nación del Golfo, somos un Golfo, una nación", añade este hincha, que muestra una bandera de Arabia Saudí en el perfil de su cuenta de Twitter. AFP-NA (Noticias Argentinas)