deportes

Declaró otro testigo en la denuncia contra Sebastián Villa por violencia de género

Por Agencia Télam

17-07-2020 02:45

Otro testigo de parte en la causa por violencia de género contra Sebastián Villa, futbolista de Boca Juniors, denunciado por su exnovia Daniela Cortés, dijo hoy que nunca observó malos tratos del jugador hacia la joven, al tiempo que definió a la relación como "inestable, ya que se distanciaban a menudo".

Fuentes judiciales informaron que en audiencia virtual convocada por la UFI 3 de Esteban Echeverría, Felix Eduardo Benítez García, de 26 años, ecuatoriano y estudiante de medicina en la UBA, afirmó que el lunes 27 de abril se enteró por la red social Instagram de la denuncia de Cortés, de 25 años y colombiana igual que Villa.

El testigo señaló que conoció a Villa "en el aeropuerto de Lima, el 2 de enero de 2019", en una escala en la que ambos habían perdido un trasbordo aéreo hacia Buenos Aires, y que "en la espera comenzamos a charlar, cambiamos los números y después nos hicimos amigos".

"Estuve en varias cenas con Sebastián y Daniela, nunca vi malos tratos de él hacia ella, pero sí escuché insultos de ella en varias oportunidades. Villa me contaba que era muy celosa y que no lo dejaba salir con los amigos y también me contó que ella se había llevado 400 mil pesos (unos 8.000 dólares), que tenía para pagar un auto, de su casa hacia Colombia", indicó Benítez.

Consultado por el abogado de la parte querellante, Fernando Burlando, acerca de si Villa tomaba mucho alcohol, el testigo dijo que lo había visto "tomar alguna vez una cerveza con la comida", pero jamás vio que "le cambiara el carácter por ello", al tiempo que definió al futbolista como "amable, generoso y buen amigo".

Benítez es el séptimo testigo de parte de la defensa, a cargo del abogado Martín Apolo, tras los testimonios del jugador de River Juan Fernando Quintero; su primo y asistente Brian Alvarez (único testigo presencial el 27 de abril); Ferney Castaño Restrepo, amigo de Villa residente en Madellín; y los tres representantes de Villa (Rodrigo Riep, Gabriel Fortés y Martín Macazaga).

Por el lado de Cortés, los testimonios escuchados hasta ahora son los de su madre, Gloria Patricia Meneses; su hermana Cinthya; y una amiga residente en Medellín, Erica Osorio, quien dijo no conocer a Villa.

La fiscal Verónica Pérez indicó que los seis testigos de Villa que aún faltan declarar (no hay más testigos anotados por parte de Cortés) serán convocados en las próximas dos semanas. Al cabo de esos testimonios, el juez de la causa, Javier Maffucci Moore, decidirá el curso de la causa.

Villa fue notificado de que el delito por el que está acusado es "lesiones leves calificadas por el vínculo y por tratarse de un hombre contra una mujer, mediando violencia de género, en concurso real con amenazas coactivas agravadas". A su vez, el futbolista denunció a su ex novia por "extorsión y amenazas".

En tanto, las partes aguardan aún la resolución judicial por las apelaciones cruzadas que presentaron: Cortés apeló la eximición de prisión que la justicia concedió al futbolista de Boca mientras que la defensa de Villa pidió que se revea la decisión de no dejarlo salir del país, al invocar el "derecho a trabajar de un jugador de fútbol internacional que por sus obligaciones laborales debe viajar seguido".

Ambas presentaciones deben ser resueltas por la Cámara de Apelaciones y Garantías de Lomas de Zamora, que tiene en su poder desde mayo pasado el escrito girado por el juez de la causa, Javier Maffucci Moore.

Villa, de 24 años, una de las figuras del último campeón de la Superliga, fue incorporado por Boca en julio de 2018 y tiene contrato con el club hasta junio de 2021, con una cláusula de salida de 30 millones de dólares. Desde Brasil, habría interés en contratarlo por parte del Atlético Mineiro, dirigido por el argentino Jorge Sampaoli.


Línea 144: atención, contención y asesoramiento en situaciones de violencia de género. Por WhatsApp: +5491127716463. (Télam)