deportes

Cuando Maradona eligió a Gimnasia, la ciudad se sacudió de nuevo

Por Agencia Télam

29-10-2020 01:30

Un 8 de septiembre de 2019, unos 30 mil simpatizantes colmaron el estadio de Gimnasia y Esgrima La Plata para ser parte de la bienvenida al "D10S" Diego Armando Maradona como técnico de "Lobo" del Bosque.

"Cuando Maradona eligió a Gimnasia, la hinchada provocó otro terremoto y la ciudad se sacudió de nuevo" dijo a Télam, Fernando Domínguez, integrante de la agrupación "Compromiso Gimnasista", al recordar el día en que el astro del fútbol mundial pisó el verde césped del Juan Carlos Zerrillo.

Como cada uno de los hinchas de Gimnasia, Fernando guarda en su retina el sueño hecho realidad y trazó un paralelismo con el enfervorizado festejo de los hinchas triperos por un tiro libre del uruguayo José Perdomo en un clásico con Estudiantes, el 5 de abril de 1992, que pasó a la historia como "el gol del terremoto".

Aseguró que el día que llegó Maradona "brotó una alegría popular incontrolable", con largas filas de simpatizantes para asociarse, o agotar las camisetas y máscaras con la imagen del 10.

"No se habló de otra cosa durante días. La locura por la llegada del Diez era el subsuelo de La Plata sublevado, era una manada de lobos que se expresaban como podían: desde agitando una motosierra ante las cámaras de TV, creando canciones o haciendo pintadas", recordó.

"Los hinchas de Gimnasia somos como Diego: pasionales, irreverentes, contestatarios ante el poder real y con debilidad por las causas populares. Por eso Diego en Italia eligió al Nápoli y también a Gimnasia, un club popular con presencia en todas las clases sociales pero con esencia y bastión entre los trabajadores y los barrios más humildes de La Plata, Berisso, Ensenada y ahora también en el conurbano bonaerense", aseguró.

"Diego renovó la fe y Gimnasia ya entró en el capítulo de oro de la historia del fútbol mundial asociado para siempre su nombre con el de Maradona, un nombre que también permanecerá estampado en las más de 10.000 camisetas que la campaña "Dale Lobo" ya entregó a chicos y chicas de los barrios más humildes en los últimos meses", aseguró.

Como uno más, Fernando y cientos de simpatizantes se suman a las causas populares, eventos solidarios en populosas barriadas, por esto una campaña que inició en agosto para festejar el mes de la niñez con golosinas y camisetas, sumó la colaboración de Maradona, junto a hinchas, socios y distintas filiales, seguirá hasta el 10 de diciembre cuando se celebre el "Día Internacional del Hincha de Gimnasia".

"Maradona es sinónimo de Gimnasia" dijo por su parte, Diego Gensolen, quien representa a las filiales y agrupaciones desde la Comisión Directiva del club, y desde donde se concentran los esfuerzos para colaborar y asistir a familias, y más de 80 comedores y merenderos.

Desde el área social de Gimnasia, por expreso pedido de Maradona, se llevan a cabo acciones solidarias en Villa Fiorito, lugar de origen del astro.

"Ya sumamos dos viajes a Lomas de Zamora", dijo Gensolen. "Maradona y Gimnasia es el pueblo mismo, es la esencia misma de la identidad gimnasista, y en algún momento se tenían que cruzar, y sucedió. Se ve en los barrios cada día que juega Gimnasia sin importar los resultados", aseguró.

"Es esa identidad de Maradona la que quisimos retratar a su llegada a Gimnasia", contó el coordinador de filiales al recordar la bandera desplegada en su primer día al frente del equipo.

"Pelusa, cuando te sientas mal, andá donde te quieran", rezaba la bandera de bienvenida, y a la que respondió "Hay una viejita arriba y mi viejo, que hicieron posible que venga a Gimnasia".

"Maradona nos eligió y nosotros lo elegimos, y no una vez sino tres veces. Él es así, pasional, descontrolado como nosotros los triperos, sin límites para mantener esa esencia que nos identifica", abunda.

"Somos tal para cual, sin límites. Porque no nos moviliza sólo un resultado", dijo Nano Oliver, presidente de la Filial Diego Maradona a la hora de explicar los motivos para realizar un mural de más de 300 metros con el gol que el técnico de Gimnasia le marcó a los ingleses en el Mundial de México 1986, en la capital bonaerense.

"Nos juntamos con la alegría de que siga trabajando en el club, y regalarle en su cumpleaños una imagen que nos refleja tal como somos", cerró Oliver. (Télam)