deportes

Clubes de Francia y Países Bajos inician demandas tras la cancelación anticipada de sus ligas

Por Agencia Télam

01-05-2020 04:30

Distintos clubes de Francia y Países Bajos anunciaron el inicio de demandas por perjuicios deportivos y económicos, luego de que sus ligas se dieran por terminadas en el marco de la emergencia sanitaria por la pandemia de coronavirus.

Los casos, en caso de prosperar, podrían sentar jurisprudencia, lo que puso en alerta a los países que tienen sus torneos paralizados y no definieron aún si se reanudarán o no.

El primer equipo en anunciar su reclamo fue Olympique de Lyon, en Francia. La finalización de la Ligue 1, en la que se consagró campeón el París Saint Germain de Ángel Di María, Mauro Icardi y Leandro Paredes (cómodo puntero al momento de la suspensión), lo dejó al margen de las copas continentales del año que viene.

"Vamos a emprender distintas iniciativas para responder a esta posibilidad que se nos esfumó y a reclamar judicialmente por daños y perjuicios", advirtió Jean Michel Aulas, presidente del club que por primera vez en 20 años no jugará la Champions, en declaraciones recogidas por la agencia italiana ANSA.

"Siempre es difícil adelantar cuales serán esas medidas, que por cierto serán varias porque esto nos provoca una pérdida importante que estimo rondará varias decenas de millones de euros", explicó el dirigente.

En el mismo sentido se definió el Toulouse: en su caso, el cierre anticipado de la liga lo condenó al descenso a segunda división.

"Nos reservamos ese derecho. Es prematuro para determinar cómo lo haremos, pero no duden que lo haremos", advirtió Olivier Sadran, el titular de la institución.

En los Países Bajos, que declaró desierta la Eredivisie (lideraba el Ajax de Nicolás Tagliafico y Lisandro Martínez) y canceló ascensos y descensos de todas las divisiones el que dio el primer paso en el camino de las quejas fue Utrech: terminó sexto. Con nueve fechas por jugarse, tenía posibilidades de meterse en las copas.

Utrecht, que tampoco podrá dirimir el título de la Copa de Holanda con Feyenoord, advirtió que apelará "a todos los medios a disposición" por boca de Frans van Seumeren, su propietario.

Lo acompañan en su reclamo los dos clubes que estaban a un paso de lograr la promoción a primera división: Cambur Leuwaarden y De Graafschap. "Es el mayor escándalo en la historia del fútbol nacional y representa un daño de 1,5 millones de euros en ingresos que no podremos percibir. Demandaremos a la federación", advirtieron a coro. (Télam)