deportes

Aquella emboscada trágica

Por Agencia Télam

29-04-2020 04:30

Se cumplirán mañana 26 años de uno de los episodios más trágicos derivado de la llamada “violencia en el fútbol”, cuando dos hinchas de River, Luis Delgado y Walter Vallejo, murieron bajo las balas de un grupo de la barra brava de Boca.

El hecho, que marcó un antes y después en la larga historia de incidentes entre hinchadas de equipos de fútbol, fue consumado tras el partido en el que River venció a Boca por 2-0 en la Bombonera.

Para los seguidores del club de Núñez, el sábado 30 de abril de 1994 se perfilaba ideal, toda vez que con los goles de Ariel Ortega y Hernán Crespo, más el penal que Javier Sodero había atajado a Sergio Martínez, “Manteca”, se había cortado una racha de ocho años sin ganar en la Ribera.

Sin embargo, a la salida del estadio ocurrió la emboscada tristemente célebre.

En la esquina de Brasil e Ingeniero Huergo confluyó un grupo de hinchas de Boca que habían permanecido ocultos y sin preámbulos varios de ellos dispararon con armas de fuego hacia un camión repleto de hinchas de River.

A los pocos minutos, no bien llegadas al lugar las fuerzas policiales constataron la muerte de Delgado, de 25 años, y de Vallejos, de 19.

A guisa del crimen, el Tribunal Oral número 17 enjuició a ocho hinchas de Boca: José Barrita (“El Abuelo”), Jorge Almirón (“Gomina”), Marcelo Aravena (“Marcelo de Lomas”), Edgardo Allende (“Chino”), Mario Bellusci Martínez (“Uruguayo”), Jorge Cáceres Romero (“Bolita”), Miguel Santoro (“Manzanita”) y Daniel Silva (“Dany”),

Considerado la cabeza de la barra, “El Abuelo” resultó condenado a 13 años de prisión por asociación ilícita y extorsión, pasó cuatro años en la cárcel y murió en 2001 a causa de una neumonía.

Los hinchas de Boca que acompañaron el cortejo hasta el cementerio de San Justo, lo despidieron al son de “José, querido, La Doce está contigo”. (Télam)