deportes

A 40 años de Palma campeón mundial

Por Agencia Télam

08-08-2020 03:15

Hoy en Mar del Plata, donde libra una ardua batalla contra el mal de Parkinson, el chaqueño Sergio Víctor Palma celebra los 40 años del día más glorioso de su carrera boxística, cuando se impuso por nocaut al estadounidense Leo Randolph y ganó el título mundial de peso supergallo.

A la hora de subir al ring en el Coliseum del condado de Spokane, Washington, Palma tenía 23 años y afrontaba la segunda oportunidad de coronar en la división de los 55 kilos en la versión de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

El 15 de diciembre de 1979, en Barranquilla, había caído por puntos con el colombiano Ricardo Cardona tras 15 rounds en los que había dado la talla con holgura y estado dos veces muy cerca de vencer antes del límite.

En mayo del 80 la faja cambió de manos cuando Randolph derrotó a Cardona en el Coliseum Centener de Seattle y la AMB dispuso su primera defensa, obligatoria, frente a Palma.

El sábado 9 de agosto de hace 40 años, el pupilo del maestro Santos Zacarías aplastó a Randolph y se convirtió en el noveno campeón mundial de boxeo nacido en la Argentina y el primero del peso supergallo.

Tras derribar a Randolph dos veces en la primera vuelta y propinarle una paliza en la segunda, lo noqueó en la quinta y rubricó un reinado que se extendería hasta junio de 1982.

El mismo año de su coronación defendió el cetro con el panameño Ulises Morales, en 1981 con el dominicano Leo Cruz y se cobró desquite de Cardona y también dio cuenta del tailandés Vichit Muangroi-et (las cuatro veces en el Luna Park), en enero del 82 le ganó al panameño Jorge Luján y el 12 de junio cayó con Cruz en el Salón de Convenciones de Miami.

El segundo campeón del mundo supergallo nacido en la Argentina fue el tucumano Pedro Décima en 1990 y entre las mujeres han reinado la jujeña Alejandra “Locomotora” Oliveras, la formoseña Marcela “Tigresa” Acuña, la mendocina Yésica Marcos, la bonaerense Sabrina Pérez y la santafecina Daniela Bermúdez.

Palma desarrolló su carrera profesional entre enero de 1976 y agosto de 1990, fue campeón argentino, sudamericano y mundial, se retiró con un récord de 52-5-5 y destacó como el último excepcional peleador de corta distancia que alumbró la Argentina.

Una vez que colgó los guantes alternó clases de boxeo con el rol de analista especializado, por ejemplo en el diario deportivo Olé, hasta que en 2004 sufrió un choque en el Puente Pueyrredón que derivó en un accidente cerebro vascular (ACV), al tiempo le fue extirpado un tumor maligno de un riñón y años más tarde fue diagnosticado con la enfermedad de Parkinson.

Entrevistado por Télam este año y a propósito de su dolencia, Palma declaró: "Trato de mantener una relación humana conmigo y le agradezco a Dios cada día de mi vida”. (Télam)