cultura

Una muestra del célebre fotógrafo Lewis Hine se expone en el Centro Cultural Borges

Por Agencia Télam

29-12-2018 02:30

Una muestra que reúne más de 80 fotografías de Lewis Hine (Wisconsin 1874-Nueva York 1940), quien inmortalizó a los trabajadores que construían el Empire State descansando sobre una viga suspendida a cientos de metros de altura sobre el cielo de Nueva York y se convirtió en un hito de la fotografía mundial, se exhibe hasta mediados de febrero en el Centro Cultural Borges de esta capital.

"Lewis Hine, la fotografía como crítica social" contiene imágenes que pasaron a ser un verdadero trabajo documental, con el que influyó de manera directa en lo que será el movimiento del documentalismo fotográfico de los Estados Unidos de las décadas posteriores.

La muestra, de 88 fotografías, se despliega en la sala 21 de ese centro cultural y está reunida en tres series las imágenes de los inmigrantes que llegaron a la Isla de Ellis; los niños en situación de trabajo infantil; y los retratos sobre el trabajo y las máquinas en las que aparece en primer plano la figura humana, explicó a Télam la curadora de la exhibición, Blanca María Monzón.

Como sociólogo y preocupado por los menos favorecidos, en los inicios del 1900 Hine visitó la Isla de Ellis, adonde llegaron en el lapso de 20 años 12 millones de inmigrantes, buscando una vida mejor. Allí Hine registró con su cámara Graflex las paupérrimas condiciones de vida de los inmigrantes, sus trabajos en fábricas y tiendas, y a sus hijos jugando en los cubos de basura.

En la segunda serie de la exhibición, se pueden observar imágenes de los niños que trabajaban en minas, fábricas textiles o campos de algodón que miran a la cámara.

"Son retratos célebres y de una absoluta vigencia histórica", sostuvo Monzón quien explicó que junto a las imágenes de los niños, Hine registró el nombre y la edad de los niños, así como el lugar y la fecha del momento en que habían sido tomadas.

"Su idea era crear convicción ética estaba convencido de que si mostraba esas malas condiciones de trabajo, a las que consideraba basura humana, la situación se iba a poder modificar", señaló la curadora.

Las fotografías de la serie de "retratos de trabajo" fueron tomadas entre 1929 y 1931 (plena época de la Gran Depresión) para denunciar las situaciones de inseguridad laboral en la construcción. En este sentido, fueron icónicas las imágenes del Empire State, uno de los rascacielos emblemáticos de Nueva York, y primer edificio en el mundo de más de cien pisos.

En 1932 salió a la luz Men at Work (Hombres en el trabajo) la colección de imágenes en las que quedó plasmada la tarea de los trabajadores creando un testimonio visual que se convertirá en un hito de la fotografía mundial.

El interés de Hine por la problemática social está directamente relacionado con su historia de vida, ya que debió comenzar a trabajar a los seis años cuando su madre quedó viuda, explicó Monzón.

La pasión por la fotografía llegó a él en 1904 cuando trabajaba como docente en un colegio y el director de la institución le pidió que se hiciera cargo de un taller de fotografía para tomar imágenes y dejar registro de la institución.

Si bien un año antes de su muerte -noviembre de 1940- se realizó una retrospectiva de su obra fotográfica, Hine murió prácticamente en la pobreza en el pequeño pueblo de Hastings-on-Hudson -estado de Nueva York-, y hoy su legado se encuentra en diversas bibliotecas e instituciones.

La muestra que ahora llegó a Buenos Aires, estará expuesta en el Centro Cultural Borges hasta mediados de febrero, y puede visitarse todos los días de 10 a 21, en Viamonte 525. (Télam)