cultura

Tres cuestiones existenciales

Por Agencia Télam

06-11-2020 03:30

A propósito de la flamante publicación simultánea de sus libros "Soy la peste", "Los días Trakl" y "Mis citas con Lao", el escritor Guillermo Saccomanno cuenta a continuación la génesis encadenada de esas obras.


Desde hace años, desde Gesell, al menos una vez por semana, suelo escribirle mails a la escritora Fernanda García Lao, mi compañera, con quien me une la literatura y no sólo. En vez de recurrir a la retórica previsible de la melancolía y el extrañamiento, preferí comentarle mis lecturas en el momento de la correspondencia.

De este modo fui componiendo un desfiladero de citas y los pensamientos rizomáticos que propician, un recorrido que combina los libros con los estados de ánimo y las estaciones, un itinerario que comprende desde San Juan de la Cruz a Jacques Derrida pasando por el Marqués de Sade y la literatura libertina incluyendo además la poesía más variada, Emily Dickinson, Anne Sexton y Georg Trakl y Joaquín Gianuzzi entre muchos otros nombres.

Estos mails datan mis lecturas y no sólo. Apuestan a un modo de leer en el que la vida y los libros confluyen. El conjunto es "Mis citas con Lao", que EDULP, la Editorial Universitaria de La Plata publicaría en marzo, pero vino la peste y la salida debió postergarse. Mientras componía este libro, a la vez, durante dos años, me dediqué a un "Diario de lectura" del poeta Georg Trakl, el expresionista al que se considera el Rimbaud alemán. Fui comparando sus distintas traducciones y en base a estas intenté deconstruirlas y configurar mi propio Trakl, un Trakl personal.

La editorial Las cuarenta pensaba publicar "Los días Trakl" entre julio y agosto. Pero sucedió la pandemia y también este libro debió postergar su salida. En tanto, mientras el confinamiento, compulsivamente, contra el encierro, probé escribir una novela.

Así, en cuarenta días, surgió "Soy la peste", que Planeta edita ahora en noviembre. Que los tres libros vean la luz a un tiempo fue resultado de la casualidad o, mejor dicho, de la causalidad, las consecuencias de la peste. Si Trakl mereció una entrada en "Mis citas con Lao" y también un libro, su sombra se proyecta sobre "Soy la peste", de hecho la cubierta es una ilustración de otro expresionista Egon Schiele, contemporáneo de Trakl.

A un tiempo, creo que su influencia poética podría encontrarse en la desesperación de esta novela. Al ver por fin publicados estos libros reparo, una vez, valga la redundancia, en la relación entre existencia, lectura y escritura. Imposible, en mi caso, separar estas tres cuestiones a las que debo tres libros.


Guillermo Saccomanno (Télam)