cultura

Tom Haugomat: Traté de hacer una historia universal, más que un libro para niños

Por Agencia Télam

15-01-2020 07:45

Tom Haugomat, autor de "A través", poderosa novela gráfica que borra fronteras, muchas veces presuntas, entre literatura infantil y adulta, dice que con este libro mudo, narrado mediante imágenes conmovedoras que repasan la historia de una vida -desde lo macro a lo micro, del nacimiento a la muerte, y la continuidad de los ciclos- trató de hacer "una historia universal, más que un cuento para niños".

El protagonista de la nueva publicación del sello infantil Pípala, pasa su vida mirando a través de objetos, y así las ventanas dan paso a la pantallas y dan cuenta del paso del tiempo, cuando al bebé que lo lectores verán ser engendrado y nacer, llega a la mayoría de edad y sueña con lo que pueda encontrar más allá de la atmósfera.

El libro es también la historia de un niño que crece con el deseo de ser astronauta, que alcanza ese deseo y deja la Tierra, se interna en el espacio exterior y es devuelto a casa a raíz de un accidente que da vuelta su vida, una vez más, y que lo hace encontrar consuelo, también una vez más, en la belleza de la atmósfera terrestre.

"Me llevó casi siete años hacer este libro, compuesto por una serie de pequeños paisajes que me encantó crear", la mira de un telescopio sobre el sistema solar, una tarde en Alaska a través de una ventana, un embrión visto desde la pantalla de un ecógrafo", dice a Télam Haugomat.

Este trabajo nació como una investigación gráfica sobre la subjetividad, "iluminando el concepto de mirar a través de objetos y de hablar sobre la vida al mismo tiempo -sintetiza el diseñador e ilustrador francés-. Todo puede interpretarse de distintas maneras. En lo particular, a mí me gustó mucho la idea de tener toda la vida del personaje en mis manos".

"Este es un libro sobre la vida de Rodney, pero también trata sobre el ciclo de vida en su aspecto más general", continúa.

Teniendo en cuenta el lapso vital que abarca esa producción, que no excluye los fines de ciclo -entiéndase por esto muertes, rupturas sentimentales, contingencias que dan vuelta la taba- Hougomat cita a su colega Tomi Ungerer (1931-2019) para explicar si pensó en lectores infantiles a la hora de hacerlo: "Los niños no necesitan libros infantiles; necesitan historias bien contadas".

"Estoy totalmente de acuerdo con esto y traté de hacer una historia universal más que un libro para niños.

No estuve pensando en un tipo de lector mientras creaba el libro, estuve más centrado en su estructura y su ritmo, para que la historia fuera comprensible para todos", subraya.

¿Qué enseñanza o experiencia obtuvo con este peculiar trabajo? "¡Aprendí que mi proceso de creación es bastante largo! Y que no necesita viajar por todo el mundo para encontrar inspiración, puede estar cerca de usted desde el principio", concluye.

"Este personaje que crece, que vemos desde que nace hasta que muere, y en su crecimiento muestra su creciente interés por lo que es el espacio, el mundo que hay más allá de que lo que podemos vislumbrar a simple vista".

"Todos nacemos, todos morimos, todos sentimos. A través de los ojos del personaje podemos observar el presente inmediato, la pasión por los detalles y la inmensidad de la existencia. El pasado y futuro marcado por circunstancias diversas que componen un ciclo finito", resume la sinopsis de esta cuidada edición. (Télam)