cultura

Murió a los 72 años el filósofo y ensayista Enrique Lynch

Por Agencia Télam

10-11-2020 04:45

El filósofo, ensayista, editor y docente argentino Enrique Lynch, autor de once libros concentrados en temas filosóficos y literarios entre los que se encuentran "La lección de Sheherezade" o "Prosa y circunstancia", falleció hoy a los 72 años en Barcelona, ciudad en la que decidió exiliarse en 1976.

El intelectual y escritor murió como consecuencia de un cáncer. Hace apenas unas semanas había presentado en España su último libro, "Ensayo sobre lo que no se ve", un texto que recorre las nociones de imagen a través del tiempo, desde las pinturas rupestres hasta los objetos virtuales de la técnica actual. “No me queda mucho tiempo”, comenta escuetamente en el cierre del prólogo del libro, con el que incluso llegó a bromear: “Al menos no será póstumo”.

"Es horrible lo que están haciendo con este pobre país", escribió hace apenas cuatro días en Twitter, en lo que se puede leer como el epitafio involuntario azaroso de un hombre que entre sus logros cuenta con un doctorado obtenido con una tesis dedicada a Nietzsche y haber resultado finalista del premio Anagrama y del Nacional de Ensayo en 1987 con "La lección de Sheherezade".

Lynch había nacido en 1948 en Buenos Aires, donde tras egresar del Colegio Nacional Buenos Aires se graduó en Filosofía en la Universidad de Buenos Aires. Con el golpe de estado de 1976 emprendió un exilio que arrancó en Brasil y prosiguió en Barcelona, ciudad en la que desarrolló gran parte de su carrera académica y literaria.

El filósofo era hijo de la escritora Marta Lynch, autora de obras como "La señora Ordóñez", "El cruce del río" o "Un árbol lleno de manzanas" que se suicidió el 8 de octubre de 1985.

"Mi madre fue en vida una mujer muy famosa. Salir con ella era como ir del brazo de un anuncio de la Coca-Cola. Algo molesto, la verdad. Pero a ella esa notoriedad la hacía feliz. Alguna vez la oí decir que le hubiera gustado ser vedette del Maipo, lo que por supuesto era una boutade, pero con un fondo de verdad. Como todos los personajes públicos, era una persona muy compleja. Tenía cuando menos dos caras: la que mostraba a los demás y la que usaba en la intimidad; y esos rostros casi nunca coincidían", definió el año pasado en una entrevista.

Lynch forjó a lo largo de su vida una notable obra ensayística integrada por títulos como "Hobbes", "La lección de Sheherezade", "El merodeador", "Dioniso dor­mido sobre un tigre", "Sobre la belleza" o "Inmoral: Historia, identidad, literatura". Su obras más conocida y celebrada fue "Prosa y circunstancia", editado por Anagrama en 1997.

El filósofo se desempeñó como director de la editorial Gedisa, asesor de Carlos Barral en Argos Vergara y responsable de Muchnik Editores. Su actividad como escritor se concentró el ámbito filosófico y, más precisamente, en la intersección entre filosofía y literatura.

También ejerció de traductor de autores como Thomas Hobbes, François Lyotard, Michel Foucault, Mazzino Montinari, Jon Elster y Paul de Man.

Además, el ensayista, editor y profesor de estética en la Universidad de Barcelona, comenzó a desempeñarse como crítico cultural en diferentes medios, siendo el último el diario El País, donde era columnista y crítico de su suplemento cultural Babelia.


(Télam)