cultura

Maristella Svampa: En los últimos 15 años la Amazonía se convirtió en una frontera de muerte

Por Agencia Télam

09-10-2020 03:00

La investigadora y socióloga Maristella Svampa cuestiona la destrucción de la Amazonía en Brasil de la mano del agronegocio y la ganadería intensiva, agravada en los últimos años por las políticas de Jair Bolsonaro, al que considera un "gobierno terricida".

Autora del libro "El colapso ecológico ya llegó" junto a Enrique Viale, la autora, en diálogo con Télam denuncia que en la Ciudad de Buenos Aires "el problema de la especulación inmobiliaria es gravísimo".

- Telam: El presidente brasileño Jair Bolsonaro subestimó la pandemia y los daños por incendios en el Amazonas. ¿Desde qué lugar se puede enfrentar esta postura inhumana, antiecológica, reaccionaria? ¿Qué espacio tienen los grupos ecologistas en Brasil?

- Maristella Svampa: Es muy desesperante lo que está ocurriendo en Brasil. Sin duda en los últimos 15 años la Amazonía se convirtió en una frontera de muerte, a partir del avance desenfrenado del modelo del agronegocio y de la ganadería intensiva. Pero con Bolsonaro esto se agravó a niveles demenciales. Bolsonaro sintetiza un gobierno terricida que criminaliza aún más a las poblaciones indígenas y amenaza con la destrucción de ecosistemas fundamentales. Hoy vemos incendiarse el Pantanal, que es el humedal más grande del mundo. Las poblaciones de la Amazonía que siempre han sido muy vulnerables están en estado de alerta. Hace poco se creó la Asamblea Mundial por la Amazonía, para hacer frente al ecocidio y el etnocidio, pero es una situación muy comprometida en varios países. "O preservamos la selva amazónica o tomará venganza", decía hace unos días un referente de la Guardia Indígena Ambiental de la Amazonía colombiana. Además, en el caso de Brasil el gobierno de Bolsonaro ha venido realizando un proceso de desmantelamiento de las regulaciones ambientales que se habían logrado al calor de las luchas de los últimos años.

- T: ¿Cómo se entiende que en la Ciudad de Buenos Aires, la más rica del país y capital de Argentina, aún no haya una ley que contemple la separación de residuos desde los hogares?

- M.S: El Gobierno de la Ciudad está hace años en manos de Cambiemos, de la derecha, que siempre promovió un ambientalismo superficial. Nunca buscó abordar los problemas que sean fundamentalmente nodales. Más aun, podría contarles que me ha tocado escuchar presentaciones en el exterior de funcionarios del Gobierno de la Ciudad que hablaban de Buenos Aires como la "ciudad verde" y la verdad que parecía que estaban hablando de otra ciudad, de alguna ubicada en Dinamarca o en Suecia, cuando en realidad estamos en una ciudad en la que el problema de la especulación inmobiliaria es gravísimo, que tenemos cada vez menos espacios verdes y se están privatizando los últimos espacios públicos que quedan, como los que están en Costa Salguero por ejemplo.Y se promueven leyes que abordan lo ambiental muy superficialmente, que no tocan a los grandes sectores económicos y tampoco promueven cambios culturales en la sociedad. Esto es porque se promueve un ambientalismo superficial muy en la línea de un capitalismo verde, que acá viene con menos verde y mas cemento.

(Télam)