cultura

Marcelo Cohen: La traducción es un género literario

Por Agencia Télam

12-01-2019 04:00

El escritor Marcelo Cohen asegura que "la traducción es un género literario", una idea que atraviesa "La calle de los cines", libro de ciencia ficción donde, retomando sus facetas de ensayista y traductor, cuenta lo que otros cuentan en una lengua propia pero inventada.

En estas páginas, Cohen inventa palabras que evocan a "La Naranja Mecánica" ("brachos y frigatas", "blablay", "mierdosa", "cafeto"), frases que podrían ser de los primeros Redondos -"tan distraído estuve en mi vinagre"-, y mezcla palabras deliberadamente castizas: "bocazas", "tiquete" y cinema" son algunas de ellas.

"La subjetividad del traductor reside en el equilibrio entre duda, elección libre y restricciones", aseguró el escritor en diálogo con Télam.

- ¿Cómo se conjugaron en ese ejercicio el traductor, el escritor y la idea sobre lo subjetivo?

- La traducción es un género literario. Un libro se traduce dentro de la historia de lo traducido a la lengua de llegada. No me gusta nada innovar o creer que se innova, por ejemplo en una versión de Balzac, ignorando brutalmente que hay una corriente de las traducciones de "La comedia humana" que ha conformado un oído de los lectores, está en las bibliotecas con los restaurantes, las tabernas, las calles y con cuyo lenguaje no se puede romper del todo sin dejar al lector totalmente fuera de la París del siglo XIX.

La subjetividad del traductor reside en el equilibrio entre duda, elección libre y restricciones. Si uno hace ese trabajito durante décadas, es muy posible que si además le gusta inventar espacios también les adjudique una lengua, con sus variantes e incluso con una posible historia o un origen, para no estafar al lector.

El "deltingo" (la lengua de intercambio que se usa en el Delta Panorámico), está hecho con todo el instrumental léxico de un sujeto que se gana la vida traduciendo, conoce cuatro idiomas o cinco y se interesa por entender un par más. Y con el modo en que están formadas y significan las frases hechas, los refranes, los eslóganes y algunas metáforas populares en las lenguas que conozco.

-¿Cómo eligió las palabras, cómo las arma?

- Trato que no disuenen en el contexto, que sean verosímiles para el conjunto de lugar y personajes, que tengan gracia o caractericen al que las usa. A veces tienen raíces en lenguas que conocemos, otras son puro sonido, simbiosis o aglutinación.

-¿Hay en ese juego una propuesta al lector?

- Más bien el reto es para mí: que un término inusitado se entienda con cierta facilidad. (Télam)