cultura

Leer mejora las habilidades cognitivas y reduce la mortalidad, según un estudio

Por Agencia Télam

02-08-2020 01:30

Los beneficios de la lectura son diversos y van desde el entretenimiento y la distracción hasta el desarrollo de la empatía y la posibilidad del aprendizaje, contribuciones a las que ahora se suma la reducción de un veinte por ciento en el riesgo de mortalidad, según un estudio reciente que demuestra el efecto protector de la lectura en las habilidades cognitivas, así como en el equilibrio psicológico.

La escritura y la lectura han contribuido desde siempre a la comunicación y trasmisión de conocimientos. "La capacidad narrativa, la creación de historias, es mucho más antigua que la invención de la escritura" sostiene Emanuele Castano, del Departamento de Psicología y Ciencias Cognitivas de la Universidad de Trento, que ha llevado adelante una serie de estudios recientes sobre los aportes de la lectura, según cita el periódico italiano Corriere della Sera.

El trabajo de Castano indica la existencia de una diferencia en el efecto de dos tipos de novela: la de género, que tiende a centrarse en la trama y utiliza más personajes unidimensionales y estereotipados, y la literaria, que enfatiza la vida interior de los personajes, "más compleja, opaca, algo impredecible e incluso más realista".

"Nuestra investigación es parte de esta línea y arroja luz sobre los efectos que la narrativa tiene sobre los procesos cognitivos: sobre cómo pensamos y no solo sobre lo que pensamos. Por ejemplo, las novelas más literarias aumentan nuestra capacidad para comprender mejor a los demás, lo que en las ciencias cognitivas llamamos teoría de la mente", explica el experto.

"La novela literaria utiliza de manera más sistemática un lenguaje que obliga al lector a hacer pausas reflexivas a través de variaciones estilísticas a nivel fonético, como aliteraciones y rimas, omisiones de elementos sintácticos, que el lector debe adivinar, y hace uso de estructuras semánticas como la metáfora", dice Castano.

"Por el contrario, las novelas de género o más populares no parecen estimular esta capacidad, sin la cual cada interacción diaria, como las relaciones sociales, caería en el caos", agrega.

"Mientras que la novela de género nos tranquiliza en nuestras expectativas y prejuicios -continúa- la literaria, como otras formas de arte, juega con la incertidumbre y la ambigüedad, contrasta la sensación de familiaridad con los personajes y nos obliga a considerar diferentes puntos de vista y posibilidades".

Paralelamante, estudios observacionales desarrollados durante más de 10 años y realizados en personas cercanas a la tercera edad demostraron que la mortalidad de los lectores habituales se reduce un 20%, algo probablemente relacionado con el efecto protector de la lectura en las habilidades cognitivas, así como en el equilibrio psicológico.

Castano ya ha colaborado con algunos colegios de California para comprender si leer novelas puede facilitar el desarrollo de la teoría de la mente y ahora está desarrollando una investigación-intervención similar en Italia, que explorará si leer narrativa puede ser útil en el tratamiento del autismo.

"Mejorar la teoría de la mente es, en todo caso, deseable incluso en adultos sin patologías. Nos ayuda a comprender mejor a los demás, facilita la empatía y el comportamiento pro-social. Obviamente, poder leer la mente de los demás también nos ayuda en la competencia. Las personas con fuertes habilidades de teoría mental tienen mejores resultados en las operaciones financieras", asegura.

"Algunas investigaciones que estoy completando también muestran que la teoría de la mente está en la base del pensamiento estratégico y la inteligencia maquiavélica, es decir, la capacidad de manipular la conducta de otras personas en beneficio propio", apunta Castano. (Télam)