cultura

La Feria del Libro Infantil abre una ventana al mundo de la ilustración en el CCK

Por Agencia Télam

23-07-2019 05:45

Como una vidriera de lo que está produciendo la ilustración a nivel mundial, una exposición reúne obras de 76 dibujantes de 27 países seleccionadas por la Feria del Libro Infantil de Bologna, la más importante en su género, que pueden verse, por primera vez en Latinoamérica, en la 29° Feria del Libro Infantil y Juvenil que se realiza hasta el 4 de agosto en el Centro Cultural Kirchner (CCK).

La exposición, ubicada en el primer piso que asoma a la planta baja del CCK, donde se dan cita numerosas editoriales, presenta obras individuales y en serie que ofrecen una lectura de tendencias, caminos, estilos y técnicas que están trabajando autores de todo el mundo, incluido el argentino seleccionado Luis Goldberg.

Esa ventana mundial representa la muestra que realiza cada año la feria italiana más prestigiosa en materia de literatura infantil y juvenil y que este año recala por primera vez en Argentina.

El resultado son obras de 76 artistas elegidos entre 2.901 por un jurado integrado de cinco especialistas, entre ellos, el argentino Diego Bianchi (Bianki), editor, ilustrador y cofundador del sello Pequeño Editor.

En palabras de Bianchi, quien en su rol de jurado fue un importante colaborador en la llegada de la muestra a la Argentina, hay algunas tendencias claras que dan cuenta de la influencia del mercado "puesta de manifiesto a través de ilustraciones que se vinculan con los animales domésticos o de origen africano, porque es sabido que hay un gran interés por los animales en la infancia".

"Pero, para equilibrar, también hay algunos artistas que se preocupan de temáticas como la guerra, la inmigración, la alienación", agrega el director artístico de Pequeño Editor, distinguido en 2015 por la feria de Bologna como mejor editorial de América del Sur y Central, galardón que este año ganó otra editorial argentina, Limonero.

"Siempre que hablamos de ilustración estamos hablando de narración y cuando narramos es en función de una idea o un texto con los que interectuamos y generamos diferentes tipos de relaciones y contenidos, entre dos lenguajes, el visual y el textual", explica Bianchi, quien como miembro del jurado pudo armar un rompecabezas de lo que está ocurriendo a nivel global en el terreno de la ilustración y el dibujo.

En su opinión, "lo que ocurre es que muchas veces se está más preocupado por la técnica que por lo que se quiere contar y por eso los que sobresalen son algunos".

"Están aquellos que realmente están preocupados por la narrativa, la metáfora o el desarrollo de una idea, mientras que hay otros que tienen una forma más vinculada a la estética visual", diagnostica el miembro del jurado de la prestigiosa cita editorial.

En tiempos de expansión digital, las imágenes tienen un rol fundamental, lo saben quienes trabajan con libros y con arte y las nuevas generaciones de lectores, porque no sólo creció la producción de libros ilustradas, además se sumaron premios internacionales, se conquistaron nuevos públicos y se consolidaron sellos especializados.

Como señala Betina Cositorto, a cargo de la 29° Feria Infantil y Juvenil de Buenos Aires: "Eestamos creando libros para una generación digital en el que lo visual es primordial, por tanto el mundo editorial también va acompañando estos cambios en la edición y produce libros muy visuales".

A su entender, "en esta última década las ilustraciones de libros tienen una calidad deslumbrante. La emergencia del libro álbum, que requiere una edición muy sofisticada y conjuga la narración visual con la textual, ha incrementado ese tipo de publicaciones".

"Las mejoras técnicas en los procesos de impresión también ayudan a estas producciones tan cuidadas en las que las ilustraciones se lucen muchísimo", dijo.

Para Bianchi, "está habiendo un importante movimiento en Latinoamérica donde la ilustración se piensa de manera muy diferente en Europa o Asia". "Las situaciones emergentes de los países de cada continente y sus dificultades económicas han generado que los artistas tengan una dinámica propia con sus saberes particulares y que a partir de su curiosidad generen proyectos de manera independiente, ya sea como editoriales pequeñas o editando su propio libro ilustrado", resaltó.

La muestra se puede visitar todos los días, de 12 a 20, en Sarmiento 151, ciudad de Buenos Aires, hasta el 4 de agosto, el mismo día que cierra sus puertas la Feria del Libro Infantil y Juvenil de Buenos Aires, cuya 29° edición se realiza de manera simultánea en el Centro Cultural Pasaje Dardo Rocha de La Plata, con entrada gratuita.

(Télam)