cultura

Inés Garland: El tema de los abusos se ha convertido en una especie de show

Por Agencia Télam

05-07-2019 04:30

En su nuevo libro de cuentos "Con la espada de mi boca" Inés Garland aborda la sexualidad adolescente y adulta, con eje en los conflictos que atraviesa esta temática y que la autora aborda desde una reflexión poética y profunda.

En diálogo con Télam, Garland, que además de escritora es periodista y tradujo a autoras como Lydia Davis y Sharon Olds, se refirió a los temas de su nueva obra.

-T: En uno de los cuentos se trata el tema de los vínculos incestuosos, ¿por qué le interesó que apareciera el comentario de que una adolescente provoca al hombre?

- I.G.: Las chicas jóvenes en todas las épocas están probando sus armas, están viendo qué pasa con la seducción, y un adulto sabe perfectamente lo que pasa, entonces no puede culpar a la adolescente. En esos casos un adulto debería preguntarse cómo ponerse límites, porque cada vez hay menos límites para todo. Hay una falta de empatía, de compasión, de comprensión.

- T: ¿En qué sentido falta comprensión?

- I.G.: Antes no se hablaba de estos temas, ahora se obliga a hablar de cosas íntimas tremendamente dolorosas, y la verdad es que yo no necesito detalles de los abusos para saber que es algo tremendo para la persona abusada. El tema se ha convertido en una especie de show.

- T: Hay cuentos en los que se relatan escarceos sexuales de los hijos con amantes o parejas de sus padres...

- I.G.: En el caso del padre que deja a su hijo con su pareja y se va de la casa pensé en la falta de atención, en el padre que no se da cuenta de lo que está haciendo, que no entiende a su hijo como un ser sexual. Muchas veces los padres no quieren ver a sus hijos como seres sexuales, por eso hay tantos problemas cuando las hijas empiezan a florecer, porque la madre también se siente desplazada y hay competencias. Habilitar la sexualidad de un hijo no es fácil. Por otra parte, se habla poco del dolor del adulto cuando ve que su hija está creciendo y convirtiendo en una mujer deseable y el adulto está envejeciendo. Somos ese inmenso cúmulo de contradicciones y matices, y de eso me interesa escribir. (Télam)